•  |
  •  |
  • END

“Yo les debo la vida a los dos funcionarios del Sistema (Penitenciario Nacional) porque si no hubiese sido por ellos, ese hombre me habría matado”, expresó la fiscal Edith Tuckler Lara, quien el lunes por la noche fue objeto de homicidio frustrado por parte del reo Juan José Ortiz Ramírez, quien intentó matarla con un verduguillo de 30 centímetros al final del juicio donde fue declarado culpable.

Con éste, ya suman tres los incidentes violentos en los juzgados, porque la primera vez hubo un bochinche en el Juzgado Séptimo Penal de Juicio. El segundo se produjo el mismo lunes, cuando las víctimas de un robo con fuerza fueron agredidas y amenazadas de muerte por familiares de un hombre condenado por robo en el Juzgado Cuarto Penal de Juicio.

Piden mayor seguridad

La Comisión Interinstitucional para la aplicación del Código Procesal Penal de Managua, sesionó de emergencia ayer tarde para pedir a la Corte Suprema de Justicia mayores medidas de seguridad para jueces, personal, fiscales, víctimas y usuarios de la justicia.

El juez Quinto Penal de Juicio, Sergio Palacios, titular de la judicatura donde tuvo lugar el incidente, llevó una carta al Consejo de Administración y Carrera Judicial, y se reunió ayer mismo con los magistrados Rafael Solís, Marvin Aguilar, Ramón Chavarría, Edgard Navas y Dámisis Sirias, para plantearles el problema y hacer propuestas para mejorar la seguridad en el Complejo Judicial Nejapa.

Le pasaron el arma

La posición de los jueces es que mientras no se mejoren las medidas de seguridad, ningún familiar debería entrar a las salas de juicio, porque un vigilante del Complejo declaró a las autoridades policiales que investigan el caso, que quien le pasó el arma blanca a Juan José Ortiz fue una de las dos mujeres que lo acompañaban en el juicio donde fue declarado culpable por violación en perjuicio de una quinceañera de Mateare.

Una fuente de la Policía confirmó que el problema que tienen es que como no hay registro de las personas que entran y salen del juzgado, no tienen identificada a la que le proporcionó el arma al reo, aunque se sabe que era su mujer, porque la otra dama que lo acompañaba dentro del recinto judicial era la mamá. Afuera estaba un hermano que huyó después del incidente.

La denuncia que tiene la Policía de la Estación Tres indica que el homicidio frustrado y lesiones en perjuicio de la fiscal Tuckler Lara y de un guarda del Sistema Penitenciario Nacional, ocurrió a las siete de la noche, después de que el juez anunciara la fecha de notificación de la pena. La Fiscalía había pedido una condena de 15 años de prisión para Juan José Ortiz Ramírez.

La agarró del cuello

En ese momento, el acusado se levantó de su lugar para abrazar a la mujer que se supone le pasó el verduguillo, y cuando regresaba a su lugar, sorpresivamente tomó a la fiscal por detrás para aplicarle una llave en el cuello, diciéndole: “Te voy a matar aquí o en el infierno, y yo también me voy a matar”.

La fiscal forcejeó mientras los dos guardas del Sistema Penitenciario Nacional la ayudaron neutralizando al reo, que antes de ser reducido por la fuerza hirió a uno de los oficiales del SPN y advirtió a Tuckler: “Donde la vea, la mato”.

Tuckler ayer mismo fue valorada en el Instituto de Medicina Legal y hoy será vista por el psicólogo forense, porque aparte de los golpes que tiene en el cuello producto del forcejeo, está muy asustada debido a que es la segunda vez que los delincuentes se ensañan con ella, porque en septiembre de 2003 fue blanco de un “secuestro express” junto a su esposo Oscar Reyes Guido.

El fiscal Julio Centeno se comunicó con Tuckler para anunciarle que hicieron coordinaciones con las autoridades para garantizar la seguridad de los fiscales en todos los juicios, y ayer mismo los vigilantes del Complejo y la Policía empezaron a vigilarlos.

La propuesta de Tuckler es que se creen puertas de acceso diferenciadas, porque por el mismo lugar entran las víctimas, fiscales y familiares de reos. Los jueces, por su parte, esperan que la Corte instale o provea a los guardas de detectores de metales.