Oliver Gómez
  •  |
  •  |
  • END

El precio de los servicios de energía eléctrica y alumbrado público subió este domingo en 1.42 por ciento, es decir, que el alza total en el último año es de 22.68%. Los ejecutivos de Unión Fenosa lo revelaron este domingo, aunque no habían pedido nada, pues fue el Instituto Nicaragüense de Energía (INE) quien decidió aprobarlo de forma voluntaria conforme los acuerdos alcanzados y la fórmula recomendada por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Esta autorización descansa en la resolución INE-468-06-2008, firmada el miércoles pasado por David Castillo Sánchez, Juan José Caldera, Reinerio Montiel y Mariela Cerrato; el Consejo de Dirección del ente regulador de la energía eléctrica.

Ellos deciden “autorizar a partir del ocho de junio del año 2008 a las empresas distribuidoras Disnorte y Dissur, un ajuste tarifario del 1.42% en el precio promedio de venta al consumidor final, con relación al precio promedio vigente en mayo de 2008”.

Aclaran que este ajuste mueve en ese porcentaje (1.42%) los precios de la energía eléctrica que estaban vigentes en nuestro país desde el primero de mayo pasado. Es decir, que el precio promedio de un megavatio-hora de energía que producen las plantas generadoras nacionales, ahora aumenta de 141.86 dólares hasta 144 dólares con 46 centavos.

INE aprueba todo

De igual forma, aumenta el precio de cada megavatio-hora que venden las distribuidoras de Fenosa a sus clientes, que pasa de 205.20 dólares hasta 208 dólares con 11 centavos. Según los archivos del Ministerio de Energía y Minas (MEM), un megavatio de energía lo consumen todas las estaciones de bombeo que tiene Enacal en Asososca, todos los equipos del Hotel y Centro de Convenciones Crowne Plaza o la Compañía Cervecera de Nicaragua.

Justifican que esta alza fue aprobada por el INE debido a que el precio del barril de Fuel Oil número tres (mejor conocido como búnker tipo C), varió entre el 28 de abril y el 27 de mayo de 2008 en un 10.85 por ciento, ya que pasó de 74.99 dólares hasta 83 dólares con 13 centavos.

Los directivos del INE precisan que esta alza afecta los cargos que aparecen en la factura de Fenosa en concepto de energía y potencia, y “se exceptúan de este ajuste, a los usuarios domiciliares de energía eléctrica que consumen hasta 150 kilovatios-hora al mes”.

Explican que el subsidio para estos consumidores menores se cubrirá mediante exoneraciones que recibirá Fenosa al momento de pagar el Impuesto al Valor Agregado (IVA) a la Dirección General de Ingresos (DGI).

Refieren que también sube en ese mismo porcentaje (1.42%) la tasa por alumbrado público, pero señalan que la misma “no tiene incremento” en los casos de Managua, Chinandega, Somotillo, Santa Teresa, El Viejo y San Juan del Sur; es decir, aquellas ciudades donde sus alcaldías han firmado con Fenosa un contrato por alumbrado público.

En esta misma resolución el Consejo de Dirección del INE reitera que el 80 por ciento de la producción de energía en Nicaragua depende del Fuel Oil número tres (o búnker tipo C), la que ahora va en aumento considerando la entrada de los tres planteles estatales de las Plantas Albanisa de la Generadora Eléctrica Central S.A. (Gecsa).

Considerando todos los ajustes de tarifa aprobados por el INE desde el primero de junio de 2007 hasta el ocho de junio de 2008, se concluye que la factura de energía eléctrica ha aumentado en un 22.68 por ciento, que en resumen, equivale a lo que ha permitido el gobierno del presidente Daniel Ortega.

Alza es oficiosa

Los directivos de Fenosa ayer revelaron que en el último mes no han solicitado ningún incremento tarifario, y que fue la Dirección de Tarifas del INE la que decidió aprobar dicho ajuste mediante la fórmula recomendada por el FMI.

Es la tercera vez que el INE utiliza esta fórmula para calcular un aumento de tarifa, y aunque EL NUEVO DIARIO ha solicitado conocer esta ecuación en más de diez ocasiones, el ente regulador la sigue ocultando. Castillo Sánchez así lo reveló el mes pasado y ha ocultado esa información a todos los clientes de Fenosa.