Heberto Jarquín
  •  |
  •  |
  • END

Personalidades y dirigentes autonomistas costeños rechazan cualquier forma de secesión de las Regiones Autónomas Atlántico Norte y Atlántico Sur como pretende hacerlo el gobierno, creando territorios bajo régimen especial y partidos políticos que promueven la fundación de nuevos departamentos a expensas de la integridad de la Costa Caribe nicaragüense.

“Independientemente del grupo étnico al que pertenezca, ningún buen costeño que tenga el corazón bien puesto puede estar de acuerdo con la fragmentación de su territorio”, enfatizó el historiador y educador costeño Hugo Sujo Wilson.

Sujo Wilson señala que sólo algunos políticos pueden estar de acuerdo con semejante iniciativa para llevar agua a su molino. “Parece que (José Santos) Zelaya sigue cabalgando”, comentó, en clara referencia a la actitud colonizadora de los políticos de Managua con relación a la Costa Caribe.

Alerta

A través de su presidenta, Pearl Watson, el Gobierno Territorial Kriol de Monkey Point, recurrió de inconstitucionalidad contra el presidente de la Asamblea Nacional, René Núñez, por la inminente promulgación de la Ley de Costas.

“Al determinar mediante esta Ley que el Estado puede disponer de las costas de todo el país, quieren arrebatarnos nuestro litoral para construir un puerto de aguas profundas, violando la Ley 445 sobre propiedad comunitaria de los pueblos de la Costa Atlántica”, declaró Allen Clair, vicepresidente del Gobierno Territorial Kriol de Monkey Point.

Conquista vigente

Hugo Sujo reiteró que la estrategia colonizadora del Pacífico hacia el Caribe, iniciada por Zelaya, cuando se apropió y repartió entre sus correligionarios gran cantidad de tierras ubicadas a la orilla del ferrocarril que estaba proyectado entre Monkey Point y San Miguelito, está vigente.

Puso como ejemplo la iniciativa del doctor José Antonio Alvarado cuando era ministro de Educación, de formar contingentes de maestros para mandarlos a enseñar español en las comunidades miskitas de Río Coco. “Recordemos que en 1900 el gobierno de Zelaya prohibió la enseñanza del inglés porque quería hispanizar la Costa Caribe”, explicó.

También se refirió a la situación de los Cayos Perlas, diciendo que ni Zelaya ni el Rey Mosco podían regalarlos porque eran de los aborígenes desde antes que Cristóbal Colón llegara a nuestro continente.

Exhortación

El historiador Sujo hizo un llamado para que todos los costeños --sin distingo de etnias ni creencias religiosas o políticas-- se unan para impedir que se creen nuevos departamentos.

Coincidiendo con Sujo, el dirigente de Monkey Point, Allen Clair, dijo que la costa Caribe es una sola y por ningún motivo se debe permitir que desde Managua quieran repartírsela los partidos y el gobierno en feudos territoriales, según su conveniencia, a espaldas de los costeños.