Melvin Martínez
  •  |
  •  |
  • END

Sandra Ramos, directora ejecutiva del Movimiento “María Elena Cuadra”, acusó ayer a las autoridades del Ministerio del Trabajo de displicentes al momento de velar por la defensa de los derechos de los trabajadores.

“A los inspectores del Mitrab, no los ven con seriedad, porque nadie le quiere hacer caso”, dijo Ramos a EL NUEVO DIARIO.

En el caso de más de 120 mujeres embarazadas que estaban siendo despedidas sin recibir sus prestaciones sociales, Ramos se mostró satisfecha con los acuerdos alcanzados.

“Al cesantear a las mujeres embarazadas cancelaban los contratos de trabajo sin derecho a sus prestaciones sociales, ni su liquidación, pero con los acuerdos ellos reconocen que tiene que pagar el 45 por ciento del salario promedio de los últimos seis meses”, afirmó.

Pero, además, los abogados del Colectivo “María Elena Cuadra”, lograron que a estas mujeres se les pague otras prestaciones como las vacaciones acumuladas y el aguinaldo proporcional. Otras 90 mujeres no se verán beneficiadas porque firmaron otros acuerdos que no les garantizan los beneficios antes mencionados.

“Creemos que es satisfactorio el acuerdo para las mujeres embrazadas porque los dueños de la maquila estaban ‘levantando campo’ sin reconocer sus derechos”, agregó Ramos.

Dijo que lo mejor era negociar, pues aunque las mujeres hubiesen ganado el caso en los juzgados laborales, es evidente la retardación de justicia.

“El caso hubiese pasado meses y años sin que haya un pronunciamiento y estas mujeres por su embarazo necesitan respuesta inmediata”, dijo.

“Ahora la lucha es garantizar que estos acuerdos se cumplan, y de eso vamos a estar pendientes, esperamos que el Mitrab, también lo haga”, concluyó la activista por los derechos de las mujeres trabajadoras.

EL NUEVO DIARIO intentó por rigor periodístico obtener la versión de las autoridades del Mitrab con respecto a los acuerdos, pero una vez más en esta institución no respondieron a nuestra solicitud de entrevista, continuando con la política de secretismo y ocultamiento de información a los medios de comunicación.