Francisco Mendoza S.
  •  |
  •  |
  • END

SAN ANDRES DE BOCAY, JINOTEGA

Mientras en Managua se discute si fue bueno o malo el decreto presidencial 19-2008 sobre el régimen especial, las autoridades de las etnias indígenas miskita y mayangna que habitan sobre la ribera del río Wangki o Coco y Bocay, se preparan para la elección del jefe del gobierno territorial indígena.

“Por muchos años, los pueblos miskitos y mayangnas hemos sido olvidados por los gobiernos de turno a pesar de contar con una Ley de Autonomía, por lo que con la aprobación de este decreto esperamos tener la posibilidad de buscar mayor solución a los problemas de los pueblos indígenas de esta zona”, aseguró Primitivo Centeno, Director Ejecutivo de la Asociación para el Desarrollo de las Comunidades Indígenas Miskitas y Sumas de Jinotega (Adepcimisujin).

Centeno aseguró que la sede central del gobierno territorial estará ubicada en la comunidad de San Andrés de Bocay, ya que es una de las comunidades que está en el centro de todo el territorio indígena del departamento de Jinotega, donde se administrarán los destinos de 30 mil personas que componen los pueblos miskitos y mayangnas de los ríos Coco y Bocay.


Nació del pueblo, dicen
“Esta forma de organización nació del mismo pueblo indígena para buscar cómo mejorar las condiciones de vida de los indígenas, y el gobierno escuchó las demandas y aprobó el decreto que es de gran beneficio para nosotros, los que siempre somos olvidados y sólo nos buscan cuando hay elecciones nacionales e incluso municipales”, señaló el dirigente indígena.

Primitivo Centeno, un dirigente que se ha puesto al frente de las necesidades de Adepcimisujin, formada por los tres territorios indígenas, Miskitu Indian Tasbaika Kum, Kipla Sait Tasbaika y Mayangna Sauni Bu, ha gestionado ayuda humanitaria para aliviar el hambre y enfermedades que han azotado a los pueblos indígenas, así como desastres como el huracán Félix.

A su juicio, con esta nueva organización se piensa llevar la ayuda a los pueblos indígenas, no sólo la de los organismos internacionales, sino la del gobierno central, aseguró.

El 21 de junio se realizará la elección del jefe del gobierno territorial, por lo que ya están convocando a todos los indígenas a participar en esta actividad cívica, ya que los beneficios serán para todos, porque además, las delegaciones de los ministerios de gobierno que se piensan instalar en San Andrés de Bocay, estarán a cargo de personas nativas del lugar, porque los que llegan del Pacífico no aguantan dos meses cuando ya van de regreso, finalizó el dirigente indígena.


Mujer miskita también espera beneficios
Quelita Maxuel Chávez, representante de las mujeres indígenas organizadas en 27 comunidades, señaló que por muchos años la mujer miskita y mayangna ha sufrido discriminación, y la lucha ha sido constante para que se les reconozcan sus derechos, por lo que la puesta en marcha de esta nueva forma de gobernar, también ha sido una lucha de la mujer indígena.