•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), Roberto López, confirmó este miércoles ante el Congreso que autorizó desembolsar 1,2 millón de dólares de las reservas del seguro para financiar un proyecto de 440 viviendas populares del gobierno sandinista.

"El interés del INSS ha sido financiar préstamos para que se construyan viviendas, (y) por esa razón hicimos un préstamo de 1,2 millones de dólares a la empresa Tecnosa", que contrató el gobierno -sin licitación previa conocida- para ejecutar el proyecto, declaró López ante los diputados.

López llegó a explicar las inversiones y préstamos que se han efectuado con las reservas del seguro en los 16 meses de gobierno de Daniel Ortega, ante denuncias hechas por El Nuevo Diario sobre supuestos manejos irregulares con los fondos del INSS.

El funcionario negó los señalamientos y aseguró que el crédito para las viviendas fue autorizado en apego a la ley de manera "temporal" a una empresa llamada Tecnosa que fue contratada por el Ministerio de Educación para levantar las viviendas, mientras se conseguía el dinero con la cooperación venezolana.

Las viviendas que motivaron el préstamo, forman parte de un proyecto habitacional denominado "El pueblo Presidente" que Ortega planea entregar a precios favorables a familias pobres.

Durante una extensa intervención, López dijo que los préstamos e inversiones que el INSS autoriza son "totalmente transparentes" y que el crédito para viviendas populares ya fue devuelto con un excedente de 7.000 dólares en intereses.

"Eso ocurrió semanas antes de que los diarios comenzaran la telenovela financiada por la oligarquía", dijo el funcionario en referencia a la serie de publicaciones de prensa hechas en torno al tema en los últimos días.