Eloisa Ibarra
  •  |
  •  |
  • END

Los magistrados liberales de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) se comprometieron a firmar hoy la normativa de la Ley de Carrera Judicial, a cambio de que el presidente Manuel Martínez Sevilla sea reelecto, confirmó una fuente de la Corte.

Martínez, quien ha dicho que cuenta con el respaldo de la bancada del PLC, espera la reelección para un segundo período. El actual se le vence el 30 de junio, lo que significa que legalmente su reelección como Presidente de la CSJ sería para 15 días.

El vicepresidente de la CSJ, el sandinista Rafael Solís, confirmó que si hoy se firma la normativa, no habría ningún problema para realizar de inmediato la elección de autoridades reeligiendo a Martínez en la Presidencia.

“A nosotros lo que nos interesa es la aprobación de la normativa porque existe un compromiso de la comunidad donante al respecto”, dijo Solís, quien según lo acordado continuará en la Vicepresidencia.


A la carga con salas más importantes
A cambio de la reelección de Martínez en la Presidencia, los liberales aceptaron que los sandinistas continúen en la Presidencia de la Sala Constitucional y de la Sala Penal, las dos más importantes. “A nosotros no nos interesa la Presidencia porque es protocolaria”, comentó otro magistrado sandinista.

La Sala Constitucional reviste mayor importancia en un año electoral, debido a que ahí se resuelven los recursos de inconstitucionalidad y de amparo y los conflictos de índole política. Vale recordar que en los últimos años los conflictos del Parlamento han pasado y se han decidido en la Corte Suprema.

La Sala Penal es importante para los sandinistas porque ahí esta radicada la casación del ex presidente Arnoldo Alemán, condenado a 20 años de prisión, y quien pretende que una vez que entre en vigencia el Código Penal, el diez de julio, le sean aplicados sus beneficios.

La Sala Constitucional y Penal, según lo acordado, la seguirán presidiendo los sandinistas Francisco Rosales y Armengol Cuadra, respectivamente. La presidencia de las salas, es estratégica, porque la Ley Orgánica del Poder Judicial establece entre las facultades del Presidente convocar a reunión.

Según lo acordado, los magistrados a quienes se les vence el período el 30 de junio y no sean reelectos, serán sustituidos por otros miembros de ese mismo partido.


Los que se van
A quienes se les vence el período, además de Martínez, es a Edgard Navas, que no conforma ninguna sala, por ser miembro del Consejo Nacional de Administración y Carrera Judicial, a Nubia Ortega y a Ramón Chavarría, ambos liberales y de la Sala Penal, y a la sandinista Ligia Molina.

La Sala Constitucional, según el acuerdo, seguirá presidida por el sandinista Francisco Rosales, a quien se vence le vence el período en septiembre, y a la única que se le termina el 30 de junio es a Ligia Molina, lo que permitiría que exista quórum, aunque no haya elección en la Asamblea Nacional. Los otros miembros de la Sala son: Rafael Solís, Guillermo Selva, Dámisis Sirias e Iván Escobar Fornos.

La Sala Penal queda presidida por el sandinista Armengol Cuadra, pero podría seguir funcionando aunque las elecciones no se realicen el 30 de junio, porque se les vence el período sólo a dos magistrados --Ramón Chavarría y Nubia Ortega--, los otros miembros son, Juana Méndez, Solís y Sergio Cuaresma.


A cambio de…
El acuerdo permitirá que por fin se apruebe la normativa de la Ley de Carrera Judicial, que, aunque entró en vigencia desde enero de 2005, se ha implementado a medias, porque Martínez mantuvo engavetada la aprobación.

Los magistrados sandinistas han señalado en diferentes oportunidades que de parte ellos estaban los votos para su aprobación, pero Martínez se negaba a hacerlo.

La aprobación de la normativa, permitiría la vigencia total de la Ley de Carrera Judicial, y quitaría el control administrativo, que hasta ahora ha mantenido el Presidente.

La normativa permitiría que los próximos nombramientos de jueces se hagan por concurso como establece la Ley de Carrera Judicial, y que por fin los jueces en función sean sometidos a evaluación de su desempeño.

Un magistrado sandinista indicó que los liberales no pusieron mayores objeciones para terminar de aprobar los artículos que le faltaban a la normativa que ayer mismo pasó a revisión a una comisión especial. Ésta la presentará hoy a los magistrados para su aprobación.