Rafael Lara
  •  |
  •  |
  • END

Organizaciones de periodistas y de derechos humanos rechazaron y condenaron la agresión contra el camarógrafo Víctor Zeledón, quien al buscar cómo cumplir con su labor informativa recibió patadas de parte de la escolta del funcionario público Francisco López, quien era inquirido sobre el conflicto de intereses Tecnosa-INSS y el proyecto de viviendas “Casas para el Pueblo”.

La licenciada Elsa Gómez, presidenta de la Unión de Periodistas de Nicaragua, UPN, consideró la agresión como una evidente falta de respeto al periodismo nacional y una demostración de prepotencia.

“Aquí lo que se reafirma es que si algo les molesta es porque tienen algo que ocultar. Esta actitud siempre viene de quien no tiene palabras para disfrazar las cosas”, expresó Gómez.


Deben tomarse medidas contra agresor
Por su parte, Juan Mairena, presidente de la Asociación de Reporteros Gráficos de Nicaragua, Argran, expresó que condenan la agresión, venga de donde venga, pues no es la primera vez que resultan atacados por funcionarios públicos y principalmente por políticos.

“Nuestra asociación de reporteros gráficos no tiene perfil político. Estamos claros de que la agresión no vino del funcionario, sino de su acompañante. Así que éste debería tomar medidas en contra del agresor, quien no tenía por qué lanzar golpes contra una persona que intentaba cumplir con su trabajo”.

Mairena recomendó a sus afiliados que deben ser cuidadosos al abordar a funcionarios que no quieren hablar, pues regularmente los escoltas se exceden. También solicitó al gobierno que dejen a camarógrafos y fotógrafos hacer su trabajo.


Violación a libertad de expresión
El licenciado Norwin Solano, abogado del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, aseguró que las organizaciones de derechos humanos a nivel internacional consideran una violación a la libertad de expresión las acciones hostiles venidas de parte de entidades estatales en contra de periodistas, camarógrafos o cualquier personal de prensa.

El abogado indicó que “tenemos derecho no sólo a conocer lo que el Estado quiere que se sepa, por lo tanto, la actitud de limitar la libertad de expresión no es un aval de transparencia”.

“A los medios de comunicación este gobierno los califica como instrumentos de los partidos políticos o del imperialismo, por tanto los tratan como enemigos”, dijo Solano.

Sobre este tema, Marcos Carmona, director del Comisión Permanente de Derechos Humanos, CPDH, señaló que el gobierno violenta la Ley de Acceso a la Información Pública y atropella los derechos no sólo de los periodistas al obstaculizarles el trabajo, sino también a todos los nicaragüenses por no dejar que se les informe.

“La sociedad tiene todo el derecho de exigir al gobierno cuentas claras y éstos tienen la obligación de proporcionar la información sobre el trabajo que realizan”, dijo Carmona.