•  |
  •  |
  • END

La efervescencia política de los simpatizantes del Movimiento Renovador Sandinista, MRS, arribó anoche a su punto máximo, cuando un nutrido grupo llegó hasta la casa del presidente del Consejo Supremo Electoral, CSE, Roberto Rivas Reyes, a quien acusaban de cómplice del presidente Daniel Ortega por haber cancelado la personalidad jurídica del partido político.

A la altura del kilómetro 17 de la carretera a Masaya, a escasas dos cuadras de donde se ubica la vivienda de Rivas, los manifestantes del MRS encontraron la resistencia de unos 20 policías, quienes no aguantaron la presión y fueron obligados a romper el cerco de seguridad.

Los simpatizantes del MRS llegaron hasta la entrada de la casa, donde se registraron algunos incidentes menores, incluso uno que otro encontronazo entre los policías y camarógrafos y fotógrafos de algunos medios de comunicación que daban cobertura al hecho.

Los manifestantes se apostaron frente a la vivienda ante la amenaza de ser desalojados, sin embargo, la orden nunca llegó; sobre el asfalto realizaron pintas en las que pedían la renuncia de Rivas y del mismo Presidente de la República. Previo a la caravana, en las inmediaciones de Plaza El Sol, aparentemente manifestantes del MRS volcaron sobre la calle un vehículo propiedad del Canal 4 de la televisión oficial, mientras un equipo de ese medio de comunicación daba cobertura a la concentración que se realizaba en la Rotonda de Metrocentro, en solidaridad con Dora María Téllez.

Algunos dirigentes negaron que miembros de su partido hayan agredido a los periodistas o dañado el vehículo de Canal 4. Versiones no confirmadas señalan que fue un grupo de “encapuchados” el que realizó el acto.

Agentes policiales se encontraban en el lugar, pero ninguno quiso dar una versión del hecho. Para hoy, la dirigencia del MRS anuncio nuevas formas de protesta, pero sin entrar en detalles.