Mauricio Miranda
  •  |
  •  |
  • END

El Embajador de España, Antonio Pérez Hernández, expresó su preocupación por el secuestro preventivo que la Procuraduría General solicitó, y obtuvo, sobre las instalaciones el hotel Barceló Playa Montelimar Resort & Casino.

“Pueden imaginar que para nosotros es un motivo de preocupación (el secuestro preventivo). Pero cada cosa a su tiempo”, afirmó el diplomático español ayer, durante un evento en la Cancillería.

“Creo que cuando la empresa tenga la oportunidad de exponer sus argumentos, todo quedará aclarado, porque creo que legalmente no hay ninguna razón para imputarle nada a Barceló”, señaló.

“La empresa no ha recibido notificación de la demanda, por lo tanto, las informaciones que tenemos son indirectas. Como señalé en aquel momento, creo que se trata de un malentendido, porque la empresa tiene argumentos muy sólidos”, afirmó.

“Sinceramente, creo que se trata de un malentendido que se aclarará en el momento que tenga ocasión la empresa de hablar con la parte nicaragüense. Obviamente, tienen que recibir la demanda para poder pronunciarse”, dijo. Y concluyó: “Yo estoy seguro de que entre España y Nicaragua hay voluntad de superar cualquier problema. Lo más importante es la relación bilateral. Son dos pueblos hermanos y amigos. Creo que esto se va a solucionar”.