•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La decisión de las autoridades electorales de Nicaragua de anular la personería jurídica a dos partidos de oposición inhibiéndolos de participar en la próxima contienda municipal, busca consolidar un bipartidismo "forzado" liderado por Daniel Ortega y Arnoldo Alemán, opinaron analistas.

La decisión "descabeza el pluralismo político e induce a un bipartidismo forzado de manera que el país quede en manos de dos caudillos y sus seguidores", advirtió el analista y jurista nicaragüense Alejandro Serrano Caldera a la AFP.

"La medida que tomaron es política y no es buena porque el pluralismo político es clave para una democracia", señaló por su parte a la AFP el ex canciller nicaragüense Emilio Álvarez.

"El país ahora va a ser dominado" por el presidente Ortega y por el ex mandatario Alemán, dando continuidad a "la costumbre que ha existido en Nicaragua de que un caudillo se une a otro para repartirse cuotas de poder", opinó Álvarez.

"Ahora ellos controlarán todos los poderes del Estado y no le dejarán a la sociedad civil ningún resorte para que controle su gestión y exponga sus errores", agregó.

La resolución de "carácter inapelable" que el Consejo Supremo Electoral, CSE, dictó el miércoles por supuestas irregularidades en su documentación, saca de competencia al Movimiento de Renovación Sandinista, MRS, (centroizquierda), creado en 1995 y al Partido Conservador, PC, (derecha), fundado en 1858.

La disposición redujo la contienda municipal del 9 de noviembre a cuatro partidos nacionales: el gobernante Frente Sandinista, FSLN, (izquierda), el Partido Liberal Constitucionalista, PLC, (derecha) de Alemán y otras dos agrupaciones de escasa popularidad.

Se están "cerrando las puertas al establecimiento de una democracia segura y que se está transformando al Consejo Supremo Electoral en un órgano de represión política" a favor de grupos de "poder", lamentó Caldera.

Según Caldera, "lo que se está diseñando es un aparato que responda a un poder centralizado, en el cual se van a ir cerrando los espacios a los movimientos políticos aunque no sea masivos, pero que tienen posibilidades de influenciar con discursos alternativos", a la población.

El ex embajador de Nicaragua ante la OEA Carlos Tünermann dijo que la decisión del Tribunal "es un paso más a la entronización de una dictadura Orteguista, aunque de hecho, ya vivimos una dictadura institucional".

Según el CSE el MRS perdió su personería porque no actualizó ante el organismo la constitución de sus directivas a nivel nacional y municipal, mientras que los conservadores no presentaron candidatos en todos los municipios del país, como lo exige la ley.

Los analistas coincidieron en que la resolución carece de "fundamento jurídico", puesto que no detalla número y lugares en los que el MRS incurrió en incumplimiento ni el número de municipios donde los conservadores no postularon candidatos.

Ambas agrupaciones tampoco podrán competir en las elecciones nacionales del 2011, ya que la ley electoral establece que para inscribirse con el mismo nombre deben pasar al menos cuatro años desde su exclusión.