•  |
  •  |
  • END

El Embajador de España en Nicaragua, Antonio Pérez Hernández, reiteró ayer que no existen bases legales para demandar al Hotel Barceló Playa Montelimar Resort & Casino, empresa que se encuentra bajo secuestro preventivo a solicitud de la Procuraduría General de la República.

“Creo que la empresa ha tenido la oportunidad de explicar y sus argumentos son impecables. Sinceramente, después de haber estudiado el asunto muy a fondo, legalmente no hay ninguna base para actuar contra Barceló, pero esperemos...”, dijo.

No obstante, se mostró un poco confiado, al extremo de calificar la acción legal del Estado de Nicaragua como un “malentendido que se aclarará pronto”.

Tampoco evitó manifestar su desasosiego. “Nos preocupa que se actúe contra una empresa española, que por otro lado es una empresa implantada en otros países con mucho éxito, que funciona muy bien, y que no debería tener problemas”.

También destacó la importancia de Barceló Montelimar en el país, calificándola como una empresa que ha hecho una gran inversión en Nicaragua, lo que ha beneficiado al sector turístico.

“Por otro lado, creo que es la primera gran inversión turística en el sector por parte de una empresa española, que ha beneficiado mucho al sector turístico nicaragüense”, agregó.

Luego, Pérez Hernández se refirió a las la relaciones entre España y Nicaragua, las que a su juicio son “muy estrechas y fraternas como corresponde a dos países amigos, y creo que todos tenemos la voluntad política de solucionar los problemas que se puedan plantear”.

El Embajador de España visitó ayer a la Directora General de la Policía, primera comisionada Aminta Granera, dentro del marco del programa de gobernabilidad que impulsa la Agencia Española.

Durante la visita se suscribió la aceptación de una subvención por un millón 300 mil euros, más dos millones de dólares, los que serán empleados para la construcción del nuevo Laboratorio de Criminalística de la Policía.

Al respecto, la Directora General de la Policía Nacional, primera comisionada Aminta Granera, expresó: “Acá en Nicaragua no podemos hacer el examen de ADN, tampoco los exámenes de las voces, ustedes han visto que hemos tenido que recurrir a España o a Colombia, donde enviamos las muestras y nos mandan los resultados”.

Según Granera, con este proyecto de modernización del laboratorio “esperan y están confiados en que en un período de dos años a más tardar, la Policía Nacional va a estar en capacidad plena de hacer todos los tipos de análisis que se requieren, para poder cumplir con la misión que se nos ha dado de auxiliares”.