•  |
  •  |
  • END

Los magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) aprobaron la normativa de la Ley de Carrera Judicial y reeligieron a las autoridades de la Corte para otro año, en un acuerdo entre liberales y sandinistas.

Martínez rechazó que su reelección haya sido condicionada a la aprobación de la normativa. “No hay condiciones, sino un consenso armónico entre todos los magistrados “.

Para Martínez, la Presidencia no es algo meramente protocolario, porque entre las facultades está el presidir y convocar a reuniones de Corte Plena, para asuntos jurisdiccionales, como los recursos de inconstitucionalidad.

El sandinista Rafael Solís fue confirmado en la vicepresidencia. Asimismo, los magistrados sandinistas Francisco Rosales y Armengol Cuadra continúan en la presidencia de la Sala Constitucional y Penal, respectivamente.

Los magistrados también ratificaron a los integrantes del Consejo Nacional de Administración y Carrera Judicial: Martínez, Edgard Navas, Alba Luz Ramos y Marvin Aguilar.

Aunque a Martínez se le vence el período como magistrado el próximo 30 de junio, expresó que la Asamblea Nacional efectuará la elección antes de esa fecha, y en caso de que alguno de los cinco magistrados a quienes se les venza el período no sea reelecto, será sustituido por otro del mismo partido.

En relación con la reelección de Martínez para un cuarto período, Solís indicó que no es nada especial, porque la tendencia en América Latina es que los presidentes de la Corte tengan períodos largos para una mayor estabilidad, y con las mismas autoridades la CSJ se consolida.


Apuran el trago que no querían
Martínez se comprometió a aplicar a plenitud la Ley de Carrera Judicial, ahora que se aprobó la normativa. Aunque la Ley de Carrera Judicial entró en vigencia en enero de 2005, se ha aplicado a medias, porque el Presidente y los magistrados liberales se negaban a aprobarla.

“Haremos una aplicación estricta de la Ley de Carrera Judicial. Los jueces están emplazados a cumplir con sus deberes y la ciudadanía puede quejarse cuando alguien no cumpla con su deber o se haga un nombramiento en forma indebida”.

Martínez afirmó que en los 30 días, de vacation de la normativa, no efectuarán ningún nombramiento de jueces, y se prepararán para la entrada en vigencia total de la ley que garantiza la inamovilidad de los funcionarios.

Según Martínez, con la aprobación de la normativa, la tramitación de las quejas será más expedita porque hay una disposición de acelerar las que están pendientes y tramitar de forma inmediata las que entren.

El magistrado Sergio Cuarezma emitió un voto razonado en relación con lo referido a la inamovilidad de los jueces, lo que fue calificado por la magistrada Yadira Centeno como fuera de orden, porque la aprobación de la normativa es similar al reglamento de una ley y no existe voto razonado, ya que no se trata de una sentencia.

El Presidente de la Asociación de Jueces de Nicaragua, Napoleón Sánchez, organización que lo largo de dos años venía exigiendo la aprobación de la normativa, se mostró satisfecho porque traerá mayor independencia a los jueces y apego a la Constitución Política.

“Es un logro de la asociación de jueces y magistrados de tribunales de apelaciones. La normativa incidirá de forma positiva, tanto a lo interno como externo del Poder Judicial”, dijo Sánchez.

Indicó que con ello se normaliza la actividad y conocimiento en materia disciplinaria, con el establecimiento del debido proceso, en el que también la ciudadanía podrá tener mayor confianza.