Ingrid Duarte
  •  |
  •  |
  • END

GRANADA

Un niño de seis años fue sometido a actos de sodomía en una casa del Reparto “Julián Quintana”, en la demarcación norte del municipio de Granada, presuntamente por un seminarista identificado con las iniciales M.G.C. y que según dicen, es “apóstol de la palabra” y “ministro de la eucaristía” de la jurisdicción parroquial de la Iglesia Espíritu Santo, en Villa Sandino.

De acuerdo con una hoja parroquial, M.G.C. es Promotor y Defensor de la Fe (Prodefe), pero fue denunciado por la madre adoptiva del niño a la medianoche del 14 de febrero de 2008, en las oficinas de la Comisaría de la Mujer y la Adolescencia, lo que dio origen a un Dictamen Médico Legal en Víctima de Delitos Sexuales en el departamento de Granada, como parte funcional del Sistema Nacional Forense de la Corte Suprema Justicia.

El pequeño, según el Dictamen número 333-08 del 15 de febrero de 2008, relató los hechos, y en su inocencia explicó las prácticas deleznables a que fue presuntamente fue sometido por M.G.C. Incluso, según el testimonio, lo colmaba a besos, lo que hacía por las noches cuando dormía con él.

Lo más grave de todo, según rumores, es que este ciudadano aparentemente es protegido de un párroco, quien al inicio de conocerse la denuncia intervino ante algunas autoridades policiales en un intento por desvirtuar lo dicho por el niño, y a la vez habló ante la madre del infante que es feligresa de su parroquia.

Pero el Diagnóstico Médico Legal (Conclusiones y Resoluciones) demuestra la atrocidad contra el niño. En el documento remitido a la Inspectora de la Policía Gisell Poveda el 15 de febrero de 2008, se recomienda para el niño ayuda psicológica inmediata.

El caso es del conocimiento del Ministerio Público, de la fiscal auxiliar Samia Aguirre Alarcón, expediente número 250-08J.D. Asimismo, supimos que el Obispo de la Diócesis de Granada, monseñor Bernardo Hombach orientó que se investigara a fondo el caso hasta que sea completamente esclarecido.

Durante una reunión del vicariato realizada el martes 10 de junio en Radio Cristo Rey, donde estuvo presente el sacerdote Guillermo Blandón, el caso salió nuevamente a luz. Ahí estaban presentes el jefe departamental de la Policía, comisionado Ramón Avellán y monseñor Hombach quien urgió el esclarecimiento del caso.