•  |
  •  |
  • END

Es una idea jalada de los pelos desde algunos puntos de vista. Ella lo sabe. Pero es en solidaridad democrática. En la cabeza rapada de Martha Cranshaw está reflejada la lucha de Dora María Téllez, quien arriba mañana a su duodécimo día de ayuno.

“Ciertamente habrá gente que dirá que estoy loca, pero no es la primera locura que hago en mi vida. Creo que fue locura para otra gente, que una muchacha de 15 años, que vivía en condiciones muy cómodas, decidiera optar por el Frente Sandinista e irse a la guerrilla con un padre somocista como era mi caso”, aclaró Cranshaw.

Esta mujer fue prisionera política liberada por el comando de la Dora María Téllez durante la dictadura somocista, secretaria política del Frente sandinista en León, y actualmente es coordinadora de la Red Nicaragüense de la Sociedad Civil de las Migraciones.

“Es decir, el amor que yo tengo a Nicaragua, como todo los otros sentimientos que hay en el mundo, obedecen más al corazón que a la razón. A mí no me extrañaría que alguien diga que es una idea jalada de los pelos”, agregó Cranshaw.


Conmovida
Su decisión es el resultado de un proceso de preguntas que se venía haciendo, además era difícil para ella acompañar los ideales de su amiga Dora exponiéndose, ya tiene serios problemas de salud y su mamá está bajo su responsabilidad.

También influyó en su decisión el hecho de que es coordinadora de una red que atiende el tema migratorio, ya que siempre ha luchado por no manchar esta misión con la política. Después de valorar todo esto decidió raparse.

“Pero creo que la juventud podría entender qué es lo que me interesa, mi familia entiende perfectamente la naturaleza de mi decisión, y a mis amigos y amigas les ha causado cierta sorpresa, pero también entienden que los nicaragüenses andamos buscando nuevas formas de lucha, nuevas formas de protestas, que no sean violentas”, expresó.

Luego Cranshaw explicó que se solidariza con Nicaragua en primer lugar y con la Dora en segundo lugar. “Hay muchos motivos por los cuales los nicaragüenses podemos unirnos y luchar. Entre más opciones políticas se presenten en las elecciones, más posibilidades hay de que quien nos gobierne tenga un máximo consenso”, sostuvo.

Cranshaw definió a la Dora, su amiga, como una luchadora social, una de las razones por la cree que no debe morirse en esta lucha que ha emprendido.

“Las personas que amamos Nicaragua debemos defender la vida de todos los ciudadanos nicaragüenses, y también de las personas que luchan por Nicaragua”, refirió.

Cree que ha sido muy oportuna la decisión de Dora María de irse a huelga hambre, ya que ha llamado la atención sobre los problemas nacionales: las elecciones nacionales, las libertades democráticas, sobre todo utilizando un método de lucha que en el pasado usó el Frente Sandinista.

“Hay gente que ha dicho que es un show mediático, pero yo he participado en tres huelgas de hambre (mientras estuvo presa durante el régimen somocista), boté el pelo, se me quebraron las uñas, he vivido personalmente lo que ella ha vivido”, ejemplificó.


“Dora María ya ganó”

Según Cranshaw, Dora María ya ha ganado muchas batallas en la nueva lucha que emprendido, pues hoy existen más personas que están conscientes de las limitaciones que tiene el sistema político actual, además porque reabrió nuevas formas de lucha, y ha dejado muy claro que esto va más allá de un interés de carácter político.

“Ella no está sola en esta lucha. Estamos un montón de gente que de diversas formas de lucha estamos dispuestas a luchar por Nicaragua. Hay mucha gente que le interesa que ella siga viviendo. Es importante que identifiquemos que personas como la Dora son indispensable en la lucha contra los ladrones, contra los oportunistas”, señaló.

Cranshaw calificó la vida de Dora como un testimonio de la lucha contra la corrupción, a favor de los derechos de Nicaragua, a favor de la democracia, a favor de la apertura de espacios políticos.

“Esa vida hay que defenderla. No vale la pena que ella se muera. Ni hoy ni nunca vale la pena que alguien se muera. Nuestra lucha principal es por el derecho a la vida, a la de todos los ciudadanos nicaragüense. Esa es la naturaleza de la lucha”, indicó.


Todo por Nicaragua
Sin embargo, dejó claro que Dora María y todos los que han luchado a la par (incluida ella), siempre han estado dispuestos a ofrendar la vida.

“Sí vale la pena por Nicaragua. Adiós novios, adiós maridos, adiós queridos, a adiós padres, toda la vida Nicaragua ha estado por encima de otros amores. Siempre hemos estado conscientes de que nos jugamos la vida. En ese sentido la lucha de la Dora no es distinta. El planteamiento es que hoy en día tenemos que hacer el máximo sacrificio para que no haya una vida sacrificada, para que no corra sangre en Nicaragua”, manifestó.

Finalmente, Cranshaw expresó que la señora de la peluquería entenderá hasta hoy, que lea en EL NUEVO DIARIO esta nota, por qué su cliente de años se rapó el pasado miércoles 11 de junio.

“Quienes nos gobiernan conocen perfectamente a Dora María Téllez, saben que es una mujer decidida, luchadora, tenaz. Los gobernados sabemos que los gobernantes son quienes tienen que dar la respuesta. Los ciudadanos tenemos que presionar para que se le encuentre una solución pacífica a ese dilema”, concluyó.