•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • END

Monseñor Leopoldo Brenes dijo que no podía aventurarse a decir que la Conferencia Episcopal se va a pronunciar sobre la situación político-económica y social que vive el país, pero confirmó que ya varios obispos lo han hecho públicamente.

Al responder preguntas de END después de oficiar la misa dominical en la Catedral Metropolitana, el Arzobispo de Managua dijo que la decisión de que si la máxima instancia eclesiástica se va a pronunciar o no “es una atribución de los obispos cuando estamos en reunión”.

“Nosotros tenemos reuniones (la Conferencia Episcopal) cada dos meses y ahí cada obispo presenta un punto de agenda. Se que cada uno de los obispos que estamos en comunión de una u otra forma hemos estado dando nuestro mensaje, un llamado a que no caigamos en violencia”, dijo Brenes.

La carestía de la vida
El Arzobispo de Managua expresó que la mayoría de los obispos se han estado pronunciando en sus respectivas diócesis sobre la situación actual “pero creo que seamos muy claros y estar consciente que esta situación económica que estamos sufriendo, hasta los mismos EE.UU. la están sintiendo”.

La semana pasada Brenes estuvo en Los Ángeles, California en una visita pastoral –a la cual lo invitaron- “me encontré con familias que asistieron a la catedral (donde llevó a cabo un acto litúrgico) me dijeron que tienen seis meses de estar desempleado”.

“Creo que el desempleo es una plaga (en este momento) en el mundo y por otro lado la cuestión del petróleo. Es lastimoso que estos países productores del crudo cada día vayan en una alza y hoy leí en los periódicos que mañana vamos a tener otra alza en los combustibles”, dijo.

El prelado agregó que las alzas en los combustibles y energía eléctrica ha obligado a las parroquias a poner en función planes de ahorro “igual que cualquier persona, porque si tú tienes una motocicleta ya (el galón) de combustible te va a costar ciento y resto de córdobas”. “Igual forma un párroco que tiene su carro, también tiene que sufrir”.

Como esto es una cadena “nosotros (los sacerdotes) somos parte de este pueblo que sufre estas situaciones”. Dijo que ahora algunos sacerdotes se unen para viajar juntos “cuando vienen los viernes a preparar la homilía, porque antes unos venían solos en su carro”. “Lo mismo sucede con nosotros los obispos cuando vamos a reuniones, nos ponemos a acuerdo para irnos en un solo carro”.