•  |
  •  |
  • END

El alcalde de Managua, Dionisio Marenco, presentó al Concejo Municipal un proyecto de reformas al Presupuesto destinado a establecer un bolsón de 10 a 15 millones de córdobas para hacerle frente a situaciones de emergencias como las provocadas por las lluvias en la infraestructura capitalina.

La solicitud fue enviada a la comisiòn cconómica del gobierno municipal y deberá hacerse los estudios pertinentes que contempla el recorte de una serie de proyectos comunales que los concejales aprobaron el 17 de diciembre del año pasado, cuando se aprobó el Presupuesto de la comuna que asciende a los mil 300 millones de córdobas.

Las obras que serán afectadas son las que no se han iniciado, entre ellas construcción de cunetas y otras obras que a juicio del edil pueden esperar para la próxima administración edilicia. La reforma presupuestaria será aprobada el 30 del presente mes, dentro del marco que la ley municipal le da al gobierno municipal y que no debe pasar del mes de junio.

Recaudaciones van bien

Sobre las recaudaciones, Marenco dijo que las mismas van bien. "Hemos recaudado un poco más de lo normal, pero también la inflación con el precio del combustible se ha comido esa ganancia.

"El precio de la luz ha subido de una manera salvaje y por eso estamos trabajando solo medio día, y si siguen los incrementos en las tarifas de energía vamos a tener que trabajar día de por medio porque la tarifa que nos cobra Unión Fenosa es muy alta", dijo.

En el presupuesto municipal se habían programado 20 millones de córdobas para el consumo del año, "por lo que será imposible terminar el año con esa cantidad de dinero, porque las tarifas se van incrementando mensualmente y esa es la razón por la que establecimos una reducción de horario para poder ahorrar energía eléctrica".

No descartó que los 4 mil trabajadores que tiene la comuna lleguen a trabajar semana de por medio, porque a como va el incremento de la energía y el combustible, el presupuesto de la comuna no dará abasto para terminar el año en curso.

Durante la exposición que el edil hizo ante los concejales, Marenco hizo referencia a la huelga que se produjo en marzo pasado en la Chureca lo que generó ajustes salariales muy grandes, los precios del combustible han sufrido un incremento acelerado. Las dos áreas de la comuna que consumen mucho combustible con la recolecta de la basura en 124 rutas.