• |
  • |
  • EFE

El Tribunal de Apelaciones de Managua (TAM) dispuso iniciar los trámites de extradición de siete mexicanos del cartel de Sinaloa que fueron condenados en julio a 15 años de prisión por tráfico de estupefacientes.

El tribunal autoriza a "los condenados en la presente causa, que son de nacionalidad mexicana" que "les sea aplicado lo relativo a la ejecución de sus sentencias en su país de origen", indica una resolución dictada por la II Sala Penal del Tribunal.

Para ello, ordenó realizar "las coordinaciones necesarias entre el Ministerio de Gobernación de la República de Nicaragua y la Procuraduría General de la República de los Estados Unidos Mexicanos, todo para su efectivo cumplimiento".

El Tribunal giró la orden de oficio al rechazar un recurso de apelación que la defensa de mexicanos promovió en julio para revocar la sentencia de prisión dictada por un juez local.

El Fiscal de la República, Julio Centeno, explicó que si la defensa de los mexicanos recurre de casación como último recurso legal para liberar a sus clientes de las condenas, la extradición podría retrasarse porque la misma debe ser ejecutada sobre sentencia firme.

Gente indeseable

Afirmó que Nicaragua propuso a México extraditar a los narcotraficantes porque sus penales no tienen capacidad para albergar y custodiar a reos extranjeros peligrosos. "Desde hace rato se habían venido sosteniendo algunas pláticas al respecto, sobre el interés de no tener gente indeseable con nosotros", reveló el fiscal.

Según la policía nicaragüense, los narcotraficantes mexicanos han intentado huir del penal donde guardan prisión, a través de planes de fuga que fueron frustrados. El proceso de extradición debe ser solicitado formalmente por México.

Los mexicanos formaban parte de una red del cartel de Sinaloa que operaba por el Pacífico nicaragüense, donde habían comprado propiedades, construido una pista clandestina de aterrizaje y adquirido medios para movilizar droga, que la policía desarticuló este año.