•  |
  •  |
  • END

Organizaciones de periodistas y de derechos humanos lamentaron y rechazaron los ataques que el presidente Daniel Ortega vociferó contra los medios de comunicación independientes, que critican su inusual defensa y protección de tres extranjeras a quienes dio asilo, vinculadas a una organización guerrillera caracterizada por actos terroristas en Colombia.

Los epítetos del presidente de “la paz y la reconciliación”, ya característicos de Ortega, el jueves se subieron del tono señalando a medios de comunicación independientes de “asesinos”, de ser pagados por los yanquis como artífices del trabajo sucio del “imperio” por la investigación de la manutención y ubicación de las extranjeras --dos colombianas y una mexicana-- con fondos del Estado.

Gremio preocupado por subida de tono
“Yo lamento mucho las expresiones del Presidente y el trato mostrado al periodismo profesional, que en los años setenta fue el que le acompañó en la insurrección contra la dictadura de Anastasio Somoza, poniendo su nivel de sacrificio para la existencia del Frente Sandinista, que no es de la familia Ortega-Murillo”, dijo Elsa Gómez, Presidenta de la Unión de Periodistas de Nicaragua.

Indicó que el periodismo profesional e independiente no es enemigo de este gobierno, sino de los errores gubernamentales y de la corrupción de los funcionarios públicos, pero el mandatario insiste en lanzar esas frases tan ofensivas.

“Estamos muy preocupados por la situación económica del país, por el desempleo cada vez mayor y por los señalamientos contra los medios de comunicación que cada vez suben más de tono, por lo cual algunos fanáticos podrían atentar contra los periodistas. Así, llamamos a esta dirigencia política a que recuerde sus discursos de reconciliación y diálogo, que los ponga en práctica primero, para luego poner manos en el problema real, que es la alimentación diaria de la familia nicaragüense”, dijo Gómez.

¿Qué gana ortega alabando a sus asiladas?
Por su parte, Bayardo Izabá, Director del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, criticó las diatribas que lanzó contra los medios de comunicación, la cooperación internacional y las organizaciones nicaragüenses.

“Haber llamado ‘asesinos’ a los medios de comunicación por haber mencionado la localización de las extranjeras es un total exabrupto, cuando el propio Ortega gusta exhibirlas y alabarlas en sus actos públicos. Lo peor es que innecesariamente compromete al país, metiendo en conflicto nuestras deterioradas relaciones internacionales. Nuestra gran pregunta es que al congraciarse con estas tres muchachas: ¿Qué gana el presidente Ortega? ¿Qué ganan los nicaragüenses?”

Izabá también comentó que el mandatario se llena la boca atacando a las organizaciones civiles que reciben donaciones del gobierno estadounidense, pero parece que se olvida de la cooperación que también su gobierno recibe de esa nación en la Cuenta Reto del Milenio, los fondos de emergencia y el apoyo a la lucha contra el narcotráfico, entre otros.

Mandatario acusa a la ligera
La presidenta del Colegio de Periodistas, Mercedes Rivas, también consideró el discurso como un exabrupto que la sorprendió por su rudeza --la cual se está haciendo frecuente--, en el cual el mandatario acusó que bajo la dirección de la Embajada yanqui hay medios de comunicación pagados para localizar a las asiladas, agregando que tiene pruebas de eso.

“Si el Presidente dice tener pruebas de eso, que las presente. Creo que sus declaraciones contra los medios de comunicación fueron muy a la ligera. Es algo que no fue muy adecuado para un Presidente”, indicó Rivas.

Morales Carazo discrepa de Ortega
En tanto, el Vicepresidente de la República Jaime Morales Carazo, discrepó de las acusaciones que hizo el presidente Daniel Ortega el jueves, cuando calificó de “asesinos” a varios medios de comunicación por dar a conocer el lugar en que viven en Nicaragua las tres sobrevivientes del ataque colombiano a un campamento de las FARC, en territorio ecuatoriano.

“Yo creo que en ese sentido se deben ver las cosas desde otra perspectiva, porque los Estados Unidos no necesitan de los medios de comunicación para saber dónde están esas jóvenes, te aseguro que lo supieron desde el momento en que entraron al país”, dijo Morales Carazo.

A la vez, expresó que “no creo que en este país haya deseos de hacerle daño a estas muchachas, aunque sí hay quienes las califican de terroristas sin tener argumento alguno para hacerlo”.

Indicó que “lo más sano” es que los medios y el gobierno tengan la mejor relación para evitar choques innecesarios, que lo único que hacen es crear tensiones de un lado y del otro, y eso no le sirve de nada a la población.