•  |
  •  |
  • END

Las tres jóvenes acogidas por el gobierno del presidente Daniel Ortega, sobrevivientes de un ataque del Ejército colombiano contra un campamento de las FARC, Lucía Morett, Doris Torres Bohórquez y Martha Pérez Gutiérrez, no serán beneficiadas con la Ley de Refugiados, pues dicha legislación no es retroactiva, dijo el diputado Agustín Jarquín Anaya.

Por su parte, Martha Cranshaw, representante de la Red de Migrantes de Nicaragua, afirmó que cualquier persona víctima de guerra puede adoptar la figura de refugio, pero las personas asiladas lo hacen a través de las embajadas, por razones políticas.

Indicó que en el caso de Morett y las otras dos colombianas, están bajo la figura de asilo por un decreto presidencial. Afirmó que según la nueva ley, ahora será el Consejo Nacional de Refugiados el que otorgará la protección mediante un proceso determinado.

“Las condición de ellas no está cubierta por la ley, porque ésta es posterior a la decisión oficial que dio el gobierno en su momento dándoles refugio. En el caso de la mexicana se le brindó refugio por una situación conflictiva en su país”, expresó el diputado Jarquín Anaya.

Una guerra mediática
El diputado también analizó la acusación que hizo el presidente Ortega de llamar “asesinos” a los medios de comunicación, y dijo que era una guerra mediática donde se prestan al juego político la Radio Ya y el Canal 4, como medios oficialistas del gobierno.

“Sabemos que el periodismo investigativo es bueno, ya que ayuda a la conducción pública, pero que descubrir la casa donde se encontraban las jóvenes asiladas fue una imprudencia. No usé las palabras fuertes que usó el Presidente, no fue correcto por las condiciones mismas de las circunstancias por las que se encuentran en el país”, indicó el legislador.

Agregó que en el país está metido en una guerra mediática que no favorece a nadie. Jarquín dijo que “hay medios que toman posición de que todo lo que hace el gobierno es malo, y otros vinculados al gobierno se ponen en defensa. Estamos confrontados, he escuchado posiciones en la Radio Ya y en Canal 4 que no son nada edificantes”.

Tensión entre naciones
En cuanto a la amenaza que hizo Ortega al presidente de Colombia, Álvaro Uribe, de que “no se le ocurra intentar asesinar a estas mujeres en Nicaragua”, y si esto podría causar una tensión entre ambas naciones, Jarquín respondió que la tensión se dio desde que Colombia pretendió el abuso en el territorio del Caribe nicaragüense.

Por otro lado, instó al presidente Ortega a buscar un reencuentro entre los países latinoamericanos como pasó en la última cumbre, donde la Organización de Estados Americanos, OEA, realizó un esfuerzo para lograrlo. “Además, no hay necesidad de ofender para decir cuatro verdades”, dijo Jarquín Anaya.