•  |
  •  |
  • END

El jefe del Ejército de Nicaragua, general Omar Halleslevens, negó la participación de soldados del Ejército en respaldo a finqueros para desalojar de propiedades en conflicto a los desmovilizados.

“Puede haber comentarios, ¿pero dónde están los hechos concretos?”, se preguntó el jefe militar, respondiendo de esa forma a las denuncias que desmovilizados del Ejército y de la ex Resistencia en el municipio de El Rama, formularon ante el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh.

Los desmovilizados denunciaron el caso de una serie de fincas, entre las que se encuentra El Porvenir, donde dos meses atrás un finquero acompañado por tropas del Ejército penetró a la propiedad en litigio y ordenó a varios de sus peones cortar con motosierras las pequeñas champas que los demandantes de tierra habían levantado.

“Yo no los conozco, no hemos tenido ninguna denuncia”, aseguró el jefe militar, quien aclaró que han existido casos en los que soldados del Ejército han protegido a productores que tienen legalmente sus fincas.

“Los acompañamos para que hagan su ejercicio de trabajo, pero en esos términos, no hemos desalojado a nadie”, aseguró.

Fuentes del Cenidh confirmaron la existencia de denuncias en las que el Ejército intervino con soldados en conflictos de propiedad que están en disputa por dos grupos: los finqueros y los de la ex Resistencia tildados de “invasores”.

“Se metieron a dar protección en un conflicto de propiedad, en un asunto que sólo lo puede ordenar el Poder Judicial”, confirmaron funcionarios del Cenidh, pero el jefe militar afirmó que sólo “hemos protegido a productores que tienen legalmente sus fincas”.

Están obligados a estabilidad
Según el general Halleslevens, la protección a los finqueros también es papel del Ejército.

“El Ejército está obligado a ayudar a todos los factores que coadyuven al país en la estabilidad”, indicó el jefe militar, quien aseguró que es papel de
todos los nicaragüenses hacer posible que el delito no trascienda a fronteras inaguantables.

El jefe militar desestimó que acciones armadas de agrupaciones delincuenciales como la ocurrida en Wamblán días atrás, donde murieron dos delincuentes y un ciudadano que repelió el ataque, representen un peligro para la estabilidad del país.

“Son delitos que están al alcance de poder controlarlos, son hechos que con el actuar de la Policía y del Ejército, se permitirá seguridad y estabilidad para el productor”, señaló.

Clausura ejercicios militares
El jefe del Ejército presidió el acto de clausura de los ejercicios militares Operación de Mantenimiento de Paz Norte 2008, en el que participaron efectivos de 18 naciones y que tuvo duración de dos semanas.

Los ejércitos del área perfeccionaron conocimientos sobre operaciones de mantenimiento de la paz.