•  |
  •  |

El embajador saliente de los Estados Unidos, Paul Trivelli, dijo el sábado que su país comparte con la comunidad de los países cooperantes su preocupación respecto a la democracia y la gobernabilidad en Nicaragua.

El grupo de países cooperantes de Nicaragua emitió el viernes un comunicado en el que manifiesta esas preocupaciones y alude en especial a la determinación del Consejo Supremo Electoral de inhibir a dos partidos políticos opositores de participar en las elecciones municipales de noviembre.

''Estamos manifestando nuestra preocupación, no estamos exigiendo, no estamos gritando, estamos diciendo como amigos que ojalá que (el problema) sea resuelto'', dijo el embajador, cuyo país es miembro de la comunidad cooperante, a un Canal de la televisión local.

''Fue una declaración moderada, diplomática, mesurada, manifestando nuestra preocupación sobre el espacio democrático-político en Nicaragua y recordando al gobierno y los mismos nicaragüenses de compromisos internacionales que ellos tienen con la democracia'', dijo.

Agregó que el gobierno de Nicaragua tiene compromisos con la Carta Interamericana de Democracia de la OEA, y tratados relacionados con derechos humanos y asuntos políticos.

Trivelli fue acusado el jueves por el presidente Daniel Ortega de ejercer ''una política injerencista, irrespetuosa en contra del pueblo nicaragüense'' y se revirtió una decisión de otorgarle una condecoración.

Al respecto el embajador comentó que ''yo no creo que sea un injerencista''. Agregó que algunos presidentes de América Latina ''truenan contra todos los días contra los Estados Unidos o contra Europa, el capitalismo o la democracia, y no admiten ni una crítica aun más bien intencionada a su propio país''. ''Yo creo que eso no es justo'', dijo.