Matilde Córdoba
  •  |
  •  |
  • END

El Arzobispo de Managua, monseñor Leopoldo Brenes, y los políticos Agustín Jarquín y Eduardo Montealegre, rechazaron ayer las declaraciones del presidente Daniel Ortega, quien calificó como “moscas” a los cooperantes europeos y rechazó la cooperación que dan al país, pues consideran que Nicaragua precisa de la ayuda internacional, y en caso de que los donantes retiren la cooperación, será la población la mayor afectada.

“No hay duda de que como país pobre siempre necesitamos de la ayuda internacional, es importante mantener buenas relaciones, sobre todo con aquellos países que nos han ayudado, porque quien perece, a la larga, es el pueblo”, dijo Brenes después de la misa dominical.

Antes de inaugurar las plantas de generación eléctrica “Ernesto Che Guevara Número dos”, el sábado pasado, el mandatario calificó la ayuda europea como “migajas”. “Nosotros no somos Judas y no nos vamos a vender por treinta monedas para enterrarle el cuchillo a nuestro pueblo. No nos vendemos por treinta monedas ¡Pueden irse con sus treinta monedas a buscar cómo comprar a otros!”, dijo Ortega.

El gobernante se refirió tácitamente al comunicado de la Mesa de Cooperantes emitido la semana pasada, en el que éstos expresan sus reservas por la cancelación de la personería jurídica del Movimiento Renovador Sandinista (MRS) y del Partido Conservador (PC).

“La decisión del CSE genera serias inquietudes para la comunidad cooperante sobre el avance de la consolidación democrática y gobernabilidad del país en general, y en particular en lo referente a los procesos de inclusión y participación ciudadana activa”, dice el comunicado de los cooperantes, que Ortega respondió diciendo: “Tienen el descaro de sacar un comunicado queriendo darnos lecciones de democracia, como verdaderas moscas, que ya se sabe, siempre se paran en la inmundicia”.

Moderar lenguaje

El diputado Agustín Jarquín, aliado del Gobierno, exhortó al mandatario a “bajar el tono y a criticar sin ofender. Ya se han hecho señalamientos cuando son posiciones de injerencia, pero creo que la posición de amigos, como son los cooperantes internacionales, es una preocupación que se corresponde con los programas de cooperación”, expresó.

El candidato a la Alcaldía de Managua por la alianza Partido Liberal Constitucionalista (PLC), Eduardo Montealegre, considera que el mandatario debe disculparse con los donantes, pues “los ciudadanos de los países donantes no quieren que se le suban a los impuestos para que un presidente los insulte”.

La cooperación externa en 2007 fue de US$553 millones. A finales de mayo el Grupo de Apoyo Presupuestario aprobó el desembolso de 115.2 millones de dólares para el Presupuesto General de la República. Fue Francesca Mosca, jefa de la delegación de la Comisión Europea y Presidenta del Grupo de Apoyo Presupuestario, quien explicó las condicionalidades para desembolsar la partida.

Mosca también fue quien entregó el comunicado en nombre Mesa de Donantes y por el que Ortega los llamó “verdaderas moscas”.

El Grupo de Apoyo Presupuestario está conformado por Finlandia, Alemania, Noruega, el Reino Unido, los Países Bajos, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco Mundial (BM) y la Comisión Europea.

Las ofensas de Ortega se unen a las del vicecanciller Manuel Coronel Kautz, quien amenazó a los donantes con declararlos non gratos si opinan sobre la cancelación de la personalidad jurídica del MRS y del PC. Coronel Kautz no los llamó “moscas”, para él los donantes “son como la gata angora”.

¿Unida Nicaragua?

Jarquín insistió en que “debemos usar un lenguaje acorde y agradecer la cooperación internacional”.

“Hace cuatro años, el presidente Ortega suscribió con el presidente Bolaños un diálogo nacional, y dos de los temas eran la despartidización del Sistema de Justicia y la profesionalización del Poder Electoral, que son temas pendientes. La consigna ‘Unida Nicaragua Triunfa’ debe tener contenido. Señalamientos peyorativos no ayudan a Nicaragua”, dijo Jarquín.