•  |
  •  |
  • END

CHINANDEGA
El volcán San Cristóbal, a 1,745 sobre el nivel del mar y perteneciente a la Cordillera de los Maribios, retumbó a las cinco de la tarde del sábado y lanzó cenizas y gases desde la 1:11 minutos a las 3:30 de la madrugada del domingo en Chinandega y las comunidades La Bolsa, Valle Los Moreno y Cosmapa, la última perteneciente al municipio de Chichigalpa.

El material volcánico cayó en calles, vehículos, techos y sobre la trocha que conduce a las comarcas La Bolsa, Belén, La Mora, Las Rojas, Las Banderas y San Isidro, entre otras, ubicadas en las faldas del volcán más alto de Nicaragua.

Explosión moderada
Un comunicado del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) reveló que a la 1 y 11 minutos de la madrugada del domingo se produjo una moderada explosión en el cráter del San Cristóbal, y pobladores de tres comunidades y de la ciudad de Chinandega reportaron la caída de pequeñas cantidades de ceniza y la emanación de gases volcánicos.

Añadió el escrito que el fenómeno fue registrado por la estación sísmica ubicada en las faldas del coloso, y el Ineter monitorea el volcán que desde hace varios años se mantiene activo.

El campesino Sabino Romero, habitante de la comarca La Bolsa, relató a EL NUEVO DIARIO que a las cinco de la tarde del sábado se registraron fuertes vientos, seguidos de un estruendo.

“Parecía que estaba lloviendo, y aunque no nos alarmamos porque estamos acostumbrados al comportamiento del San Cristóbal, nos mantenemos alertas en la comunidad”, expresó el labriego, mientras descansaba en un cerco de piedras.

Por su parte, Gerardo Centeno expresó que altas temperaturas registradas en los últimos días pudieron activar el coloso que desde diciembre de 2007, no registraba movimientos similares.

“Parece que está calmo, pero no hay que confiarse a ese, cuando se le mete se pone bravo”, expresó el agricultor al referirse al volcán San Cristóbal.

César Altamirano, quien regresaba en una motocicleta de las faldas del San Cristóbal, admitió que aunque él y sus vecinos están familiarizados con el proceder del coloso, les preocupa que los aguaceros provoquen deslaves debido a la acumulación de material volcánico.

Bomberos Voluntarios activos
El comandante Álvaro Narváez, jefe de los Bomberos Voluntarios de Chinandega, expresó que doce apagafuegos se mantienen activos en el cuartel de la comarca La Bolsa, para socorrer a la población ante eventuales deslaves y erupciones.

“Desde las doce de la noche el volcán emanó gases, ceniza y arena. Estamos activados en diferentes puntos y en el campamento. El personal está capacitado para brindar primeros auxilios y evacuar”, dijo el jefe bomberil.

El mayor Gustavo Ramos, jefe departamental de la Defensa Civil, afirmó que no hay reporte de daños, y el sistema de alerta temprana que abarca 16 comarcas ubicadas en las faldas del San Cristóbal, se activa ante cualquier emergencia.