Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

El País / Santiago de Chile

Los resultados de los alumnos de 16 países que han participado en el estudio sobre competencias educativas en Latinoamérica (similar al informe PISA de la OCDE, pero sólo en la región y hecho por la Unesco), han vuelto a marcar las enormes desigualdades que recorren el continente.

Sobre todos los demás, destacan los resultados de los estudiantes cubanos de 3º (8 años) y 6º (11) de primaria, con porcentajes muy pequeños de alumnos en los niveles más bajos, y más de la mitad en el nivel más alto (el 4) en matemáticas y un 44%, en lectura.

Muy por detrás, también han obtenido resultados por encima de la media Chile, Costa Rica, México o Uruguay. Mientras los peores resultados se han producido en Paraguay, Ecuador y los países centroamericanos. En ciencias, que sólo se midió a 10 países en 6º, Cuba volvió a sobresalir claramente.

Pero más allá de las puntuaciones medias, quizá lo más importantes del estudio sean sus conclusiones, que dicen que el principal factor que incide en el aprendizaje de los estudiantes de enseñanza básica es que exista ‘un ambiente de respeto, acogedor y positivo’ en los colegios, por encima, incluso, del nivel socioeconómico y cultural promedio de las escuelas, factor éste, más determinante según el informe PISA de la OCDE.


Más de 200 mil alumnos
Según el estudio, que evaluó entre 2004 y 2008 a cerca de 200,000 alumnos de 3,000 escuelas de 16 países de América Latina, además del estado mexicano de Nuevo León, la influencia que ejercen las condiciones existentes del interior de las escuelas demuestra la importancia de los colegios para disminuir las desigualdades relacionadas con las diferencias sociales.

El Segundo Estudio Regional Comparativo y Explicativo, realizado por el Laboratorio Latinoamericano de Evaluación de la Calidad de la Educación, con apoyo de la Oficina Regional de Educación de la Unesco para América Latina y el Caribe, se presentó el viernes pasado en Santiago de Chile.

En él quedan patentes las desigualdades en la calidad de la educación tanto entre los países como al interior de estos, según estratos socioeconómicos y lugar de residencia. La equidad en la distribución de los aprendizajes continúa siendo una asignatura pendiente.

Cuanto mayor es la desigualdad en la distribución del ingreso, menor es el rendimiento promedio de los estudiantes de América Latina y el Caribe, dice el estudio. Pero el factor que tiene mayor incidencia en el aprendizaje es la calidad de las escuelas en esta región, que explica entre un 40% y 49% de los resultados, continúa el estudio. También incide en los resultados la ubicación de la escuela: los centros rurales obtienen en casi todas las pruebas resultados inferiores que los que asisten a colegios urbanos en los mismos países. Es en Perú donde estas diferencias urbano-rurales son más agudas.