Eloisa Ibarra
  •  |
  •  |
  • END

El doctor Luis Manuel Aragón le pidió al Fiscal General de la República, Julio Centeno Gómez, que actúe apegado a derecho en el caso de su hijo, quien, según la denuncia, casi muere a golpes propinados por el señor Adán Francisco Gaitán y su hijo, Adán Gilberto Gaitán, a quienes ahora la Fiscalía hacen aparecer como víctimas.

Aragón se presentó a EL NUEVO DIARIO para denunciar lo que considera una situación inverosímil, porque la Fiscalía acusó a inicios de año a los Gaitán por lesiones y amenazas, exposición de personas al peligro y posesión ilegal de armas, en perjuicio de Luis Manuel Aragón Sequeira y del Estado, y ahora, después de siete meses de ocurridos los hechos, acusa a su hijo por lesiones contra los Gaitán.

El denunciante mostró los documentos donde la fiscal auxiliar, Verónica Nieto, acusa el 15 de febrero a los Gaitán por delitos en perjuicio de su hijo, y ahora presenta acusación contra Aragón, en supuestas lesiones a los Gaitán.

El caso contra los Aragón se encuentra en el Juzgado Tercero de Distrito de Juicio, donde la juez Rosario Peralta ha reprogramado dos veces el caso --según indicó Aragón-- sin causa justificada, mientras tanto los acusados han tenido tiempo para aparecer ahora como víctimas, en una acusación promovida por la Fiscalía.

La acusación contra Aragón se encuentra radicada en el Juzgado Cuarto Penal de Audiencias, donde la juez Martha Martínez programó audiencia para hoy. Aragón se quejó de que la juez Martínez no se ha inhibido de conocer el caso para que se acumule el Juzgado Tercero, donde se encuentra el caso más grave, y, por el contrario, lo tramita a prisa.


El atropello
Los hechos ocurrieron el sábado tres de noviembre a eso de la 1:30 de la mañana, en el sector de la discoteca Matrix, donde Aragón --según la acusación de la Fiscalía-- fue objeto de agresión corporal.

Gaitán se encontraba con un vehículo, una camioneta Montero, obstruyendo el paso porque estaba de forma transversal a la carretera, intentando entrar al garaje de la empresa Viajes Munditur.

Aragón comenzó a pitarle para que se moviera, pero la respuesta del acusado fue negativa, y, por el contrario, se bajó y se dirigió a la víctima. Después hubo un pleito donde intervinieron más personas, y producto del cual Aragón resultó herido y con el rostro desfigurado.