Heberto Jarquín
  • |
  • |

200 militantes, dirigentes de bases y simpatizante del Frente Sandinista de Liberación Nacional , FSLN, irrumpieron la mañana de hoy sábado en la terminal aérea de esta ciudad para impedir la salida de un avión comercial hacia Managua.

El concejal regional Daniel Ocampo informó que el objetivo de los activistas sandinistas era retener a César Quinto Gómez, máximo dirigente de ese partido en la Región Autónoma del Atlántico Sur, RAAS, quien se dirigía a la capital a poner su renuncia por presiones de un grupo que lo adversa al interno a dicha organización.

Los defensores de Quinto argumentan que quiénes piden su destitución están vendidos al Partido Liberal Constitucionalista, PLC, y que han recibido soborno de altos mandos liberales para “serrucharle el piso” a Quinto.

Rocisela García, una de las detractoras de Quinto, niega servir a los interés del PLC. “Lo que procuramos es rescatar al FSLN que marcha mal en la región por culpa de César Quinto y sus allegados”, agregó.