Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Es la misma voz al unísono: la vida de “Marianita”, la niña de 12 años violada por su propio padre en el municipio de Siuna, debe ser preservada más allá de la penalización del aborto terapéutico.

Lo consideran así la Red de Violencia contra las Mujeres, la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos y la Sociedad de Médicos Gineco-obstetras de Nicaragua.

Fátima Millón, coordinadora de la Red de Mujeres Contra la Violencia, dijo que “Marianita” no ha sido víctima sólo de violencia domestica y sexual, sino también del sistema en general.

“La niña ha sido víctima del sistema de salud y del Estado, al negarle el derecho a la vida; si esa niña no se le interrumpe el embarazo corre riesgo de morir porque se le ha complicado su salud, y lo que le pase sería responsabilidad de este gobierno y los anteriores”, dijo Millón.

Según los médicos gineco-obstetras que atienden a la menor y que decidieron revelar la información a través de EL NUEVO DIARIO, “Marianita” actualmente se encuentra en la sala de Alto Riesgo Obstétrico, AROS, y su condición es estable.


Debe ser intervenida
No obstante, sus complicaciones por la neumonía y sus males cardíacos persisten, por lo que consideran debe ser intervenida y no esperar a que cumpla las 36 semanas de embarazo.

Está preocupación fue compartida por la procuradora especial para la Niñez, Norma Moreno, quien afirmó que de oficio, iniciarán las gestiones con las diferentes instituciones para garantizar el derecho a la vida de la menor.

“En éste y cualquier otro caso que resulta un embarazo que pone en riesgo la vida de las niñas, aun cuando haya una legislación que penaliza el aborto terapéutico, el personal médico del Sistema de Salud Público tiene que hacer uso de la supremacía legal, que en este caso es la Constitución Política, el derecho a la vida de la niña debe prevalecer”, indicó Moreno.

“He hablado con el subdirector del hospital, el doctor Víctor Mantilla, y nos confirmó que presenta una cardiopatía, que hicieron el estudio y nos dijeron que sería difícil interrumpir porque tiene 6 meses de embarazo, aunque hay un riesgo inminente”, expresó.

Dijo que se comunicó con la ministra de la Familia y también iniciaron las coordinaciones para garantizar atención sicológica a la menor y a su mamá en Siuna. Moreno se apresta a visitar hoy las instalaciones del Hospital de la Mujer para constatar in situ el estado de “Marianita”.


MiFamilia investiga
La doctora Ivonne Ibarra, Directora de Atención Especial del Ministerio de la Familia, Adolescencia y Niñez, fue designada por la ministra María Isabel Muñoz, para realizar una investigación exhaustiva sobre el caso de la niña “Marianita”, de 12 años, quien resultó embarazada tras una violación cometida por su padre biológico en el municipio de Siuna, quien al verse descubierto, se suicidó.

La pequeña, internada en el Hospital de la Mujer “Bertha Calderón”, fue visitada ayer por funcionarias del Ministerio de la Familia como primer paso para la investigación, según Relaciones Públicas de ese ministerio, cuyas funcionarias aseguraron que en el caso de la niña se actuará de acuerdo al Código de la Niñez y la Adolescencia.

“Se está trabajando en la investigación y en la protección de la niña”, aseguraron en Relaciones Públicas del Ministerio de la Familia, Adolescencia y Niñez.

El doctor Óscar Flores, asesor de la Sociedad de Medicina y Obstetricia, lamentó el hecho de que sus colegas médicos del Hospital de la Mujer sigan “con las manos atadas”.

“Si actúas vas a la cárcel y si no actúas estás cometiendo un delito porque no protegiste la vida de una persona. Es una encrucijada, y lo peor es que no podemos hacer nada, mientras la ley no nos dé la posibilidad de poder actuar”, lamentó.

Dijo que en este tipo de situaciones es cuando se demuestra que debe dejarse una ventana abierta para que los médicos puedan tomar decisiones transcendentales en la vida de una persona.