• |
  • |
  • EFE

El presidente Daniel Ortega descartó hoy que los "debates intensos" mantenidos en la XVII Cumbre Iberoamericana vayan a poner en riesgo las relaciones entre España y Nicaragua.

Ortega destacó la "excelente iniciativa" que tuvo en la víspera de la cumbre la presidenta de Chile, Michelle Bachellet, de invitar a los gobernantes a una reunión privada "donde todo el mundo habló y dijo que esta ha sido la mejor cumbre, porque se logró hablar lo que nunca se había hablado con diferentes enfoques".

El presidente hizo estas declaraciones, que fueron difundidas por la emisora sandinista Radio Ya, en el cementerio de Santiago de Chile, tras depositar una ofrenda floral en la tumba del presidente chileno Salvador Allende.

Según el gobernante nicaragüense, la frase - "¿Por qué no te callas?"- que durante el debate dirigió el Rey de España, Juan Carlos, al presidente de Venezuela, Hugo Chávez, se debió a que el monarca "botó la gorra (perdió la paciencia)".

Los ataques de Chávez al ex presidente del Gobierno español José María Aznar provocaron el sábado la respuesta del Rey y del jefe del Ejecutivo español, José Luis Rodríguez Zapatero, en el pleno de la Cumbre Iberoamericana.

"Yo creo que en nuestros tiempos Juan Carlos vive en España y puede mandar a callar a sus súbditos, pero no al pueblo español, estoy seguro que no puede hacerlo", dijo Ortega.

Tras señalar que lamentaba la reacción del Rey, Ortega dijo que lo consideraba "normal, porque así somos los seres humanos, y repito, botó la gorra, y ahora no le queda más que ponerse la gorra y entender que hay que respetar la libre expresión".