•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La Fiscalía de Nicaragua, que iba a presentar en la tarde de este miércoles una denuncia contra 41 ex funcionarios de gobierno, ex banqueros y particulares acusados de participar en un fraude financiero valorado en más de 600 millones de dólares en perjuicio del Estado, anunció que lo hará el jueves.

La denuncia será presentada en los juzgados capitalinos por el fiscal especial, Armando Juárez, que condujo las investigaciones en las que afirma haber encontrado "pruebas abundantes" para encausar al menos a 41 personas.

La vocería de la institución informó que detalles en la elaboración del escrito obligaron a postergar la acusación para el jueves.

Los implicados serán acusados por delitos contra la economía, fraude y tráfico de influencias, según el grado de participación que tuvieron en los ilícitos que son castigados con penas de ocho y diez años de prisión.

Entre los incriminados figura el líder opositor y candidato a alcalde de Managua, Eduardo Montealegre, quien ocupó altos cargos en los últimos dos gobiernos de derecha, bajo los que supuestamente ocurrieron los delitos, adelantó el fiscal.

Esta es la primera acusación de importancia que la Fiscalía promueve por actos de corrupción con el gobierno de Daniel Ortega, quien ha criticado y pedido públicamente en sus intervenciones que se castigue a los responsables del fraude financiero.

Las pesquisas, que se iniciaron en 2006, revelarán los intereses oscuros que, según la Fiscalía, rodearon la intervención de cuatro bancos privados en 2000 y 2001 y las acciones dolosas con las que supuestamente respaldaron la operación.

Entre los actos irregulares encontrados por la Fiscalía se destaca la emisión por el Banco Central de Nicaragua (BCN) de Certificados de Inversión (Cenis, títulos estatales) para cubrir las pérdidas que ocasionó el cierre de los bancos y posteriores recalificaciones fraudulentas de carteras.

Las intervenciones bancarias fueron ejecutadas por la Superintendencia de Bancos (SIB) y los títulos por el BCN, con el consentimiento del ex presidente Arnoldo Alemán (1997-02), quien cumple en libertad una condena de 20 años por corrupción.

Fue "una operación brutal", en la que las autoridades de entonces "decidieron sacarle el mayor provecho a la situación", afirmó el fiscal Juárez, quien se desconoce si incluirá al ex mandatario en su acusación.

Se menciona que en la lista están aparentemente dos ex presidentes del Banco Central, miembros de la directiva del organismo de la época, ex directivos de la SIB, ex ministros, accionistas de los bancos que compraron las carteras, miembros de las juntas interventoras y liquidadoras.

Entre los bancos que fueron intervenidos estaba el Interbank, constituido por socios vinculados al Frente Sandinista, que autorizaron préstamos a empresas "fantasmas" por montos superiores a su capital social, de acuerdo con la denuncia que la Procuraduría de Justicia presentó en 2000 contra varios directivos de la entidad.

También fue cerrado el Banco del Café (Bancafé) del economista Francisco Mayorga, que fue el único banquero que pasó dos años en la cárcel, de una lista de al menos 10 directivos, accionistas y personas que fueron procesadas y condenadas por el fraude.

"Ese fue el asalto más grande que se ha producido en la historia de Nicaragua", alegó este miércoles Mayorga al oficialista Canal 4 de Televisión, Mayorga cree que las intervenciones fueron fraguadas por el ex presidente Alemán, para "meter la mano" en los bancos.

Grupos civiles y de oposición manifestaron sus recelos sobre el proceso que pretende impulsar la Fiscalía ante la justicia por tratarse de instituciones que supuestamente están controladas por el gobernante Frente Sandinista.