•  |
  •  |
  • END

RIVAS
Una trifulca que de momento hizo parecer a los juzgados de Rivas como un tugurio, fue el que se escenificó la mañana de ayer en el Complejo Judicial, donde jueces se enfrentaron con el resto de trabajadores del sistema judicial de esta ciudad, producto de un paro que no es respaldado por los judiciales y que dejó a dos huelguistas internadas en la Clínica Médica Previsional de esta ciudad.

Una de las lesionadas es María Elena Collado Noguera, quien labora en el Registro Público de Rivas y durante el enfrentamiento con cuatro jueces resultó con golpes en su brazo izquierdo, la espalda y parte del cuello. La otra es María Elena Castro Jiménez, secretaria de actuaciones del Juzgado del Distrito Penal de Audiencias y quien es epicentro del paro, ya que no acepta ser trasladada al Juzgado de Distrito Penal de Ejecución de Sentencia y Vigilancia Penitenciaría.

En el altercado donde hubo haladas de pelo, empujones, patadas, puñetazos y hasta palabras y frases soeces, se dio a las 9:45 de la mañana, cuando la juez de Distrito Penal de Juicio, Iveth Toruño Blanco, intentó ingresar al complejo judicial, pero los huelguistas le pidieron que esperara diez minutos y eso bastó para motivar el enfrentamiento.

De acuerdo a declaraciones de Collado, la juez Toruño fue respaldada por sus colegas Diógenes Dávila, Melvin Vargas y Jenny Chávez, y según ella, el juez Dávila en el forcejeo por ingresar a los juzgados la estrelló contra una escalera y le lesionó el brazo izquierdo, por lo que introdujo formal acusación en la Policía.

Por parte de los jueces también surgió una acusación de la doctora Toruño, quien de acuerdo a los huelguistas manifestó que iba a ingresar a trabajar en un juicio y que nadie la iba a detener. Los acusados fueron el vigilante José Cándido Guzmán y Collado Noguera.

EL NUEVO DIARIO conoció que en horas del mediodía, representantes de la Inspectoría Judicial de la Corte Suprema de Justicia llegaron a reunirse con Castro Jiménez para obligarla a que entregara los expedientes, pero el intento fue inútil y para hoy se espera que la situación cobre más fuerza.