•  |
  •  |
  • END

RIVAS
La cascada de “San Ramón”, localizada en las faldas del volcán Maderas y catalogada como uno de los más atractivos paisajes de la isla de Ometepe, está siendo víctima de una ilícita extracción de agua que hace el ex ministro de Turismo, René Molina Valenzuela, según resolución administrativa emitida por la delegación departamental del Marena–Rivas.

Según la resolución número 08-05-08, Molina Valenzuela está usando el agua que baja de la cascada para un proyecto hidroeléctrico que genera 75 kw, para riego de árboles frutales, y a la vez se le señala de almacenar el vital líquido para luego filtrarlo y utilizarlo en su consumo. Tal abuso fue catalogado por los funcionarios de Marena–Rivas como una infracción muy grave por lo que decidieron multar a Molina Valenzuela con 50 mil córdobas.

Asimismo le ordenan suspender permanentemente las actividades de extracción de agua de la cascada, la cual era sustraída a través de tubos de seis pulgadas, cuya distancia era de 3.5 kilómetros, que es el tramo que existe entre la cascada y la “Estación Biológica Ometepe”, sitio donde finalmente se seleccionaba el uso del agua.

Es por tal razón que en la resolución administrativa se señala a la sociedad Biológica de Ometepe, administrada por René Molina Valenzuela, de ser la que está usando el agua de la cascada sin la debida autorización del Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales, que es la institución encargada de dar permisos en áreas protegidas, tal es el caso de la Isla de Ometepe.

Por ese es que el delegado departamental de Marena Rivas, Mario José Rodríguez, basó la multa de los 50 mil córdobas de acuerdo al artículo 81, numeral siete, del reglamento de áreas protegidas, y a la vez tomaron en consideración que Molina Valenzuela ya es reincidente en estos casos.

Rodríguez recordó que este año a Molina Valenzuela ya le habían aplicado una multa de 50 mil córdobas por haber construido un muelle sin ninguna autorización, “pero como apeló, la multa quedó en 20 mil córdobas y se le ordenó que demoliera el muelle y que los residuos los depositara en el basurero municipal”, explicó Rodríguez.

A la vez Rodríguez manifestó que la naturaleza se encargó de desmantelar la red de tuberías y pilas de almacenamiento que Molina Valenzuela instaló para extraer el agua de la cascada, por lo que ya no tuvieron necesidad de pedirle que desinstalara la red, “porque con los deslaves que se dieron en San Ramón el 22 y 23 de junio, quedaron soterradas”.