•  |
  •  |
  • END

LAS MINAS, RAAN
Desde la tarde del martes último, el transporte terrestre se interrumpió entre los municipios de Siuna y Rosita, en la región autónoma del Atlántico Norte, por la crecida del Baká y el Waspuko.

Estos ríos cubren en su totalidad las vías alternas que se hicieron para construir dos puentes de concreto y de doble vía. Las excavaciones y ampliaciones en el terreno, aumentaron las dimensiones de los ríos, pero sólo donde proyectan fijar los puentes, creándose con las lluvias una especie de represa.

En los dos sitios se encuentran unas trescientas personas que en su mayoría han pasado al menos una noche y se encuentran preocupadas porque no pueden llegar a su destino.

También se hallan poco más de cien unidades de transporte colectivo y de carga, así como vehículos livianos, cuyos conductores esperan que baje el nivel de las aguas para poder pasar.

En estos momentos, intentar cruzar por estos dos ríos es peligroso dado que en la zona sigue lloviendo.