•  |
  •  |
  • END

Dirigentes sindicales no pro gubernamentales aseguran que la Federación de Trabajadores de la Salud, Fetsalud, está negociando un Convenio Colectivo que les priva de diversos derechos que antes habían alcanzado.

Virgenza Marenco Rodríguez, secretaria general de la Confederación Regional Sindical Independiente de Boaco y Chontales, dijo que les están removiendo beneficios de las cláusulas aprobadas desde hace 20 años.

“Las rotaciones se han convertido en traslados de centro y las contrataciones ya no se hacen a través basada en la Ley de Carrera Civil, con la aprobación de la comisión, sino que se hacen simplemente presentando una carta de los CPC”, dijo la sindicalista, quien agregó que otros beneficios para jubilados y los incentivos, también fueron afectados.

Quieren quitarles oficinas
Por otra parte, indicó que la persecución contra los sindicatos independientes es tal, que en muchos de los Sistemas Locales de Atención Integral en Salud, Silais, a nivel nacional, han girado instrucciones administrativas de que se eliminen las instalaciones de las oficinas de los sindicatos.

“En el caso del sindicato de Boaco, Manuel García, director del Silais nos dijo que teníamos 72 horas para desalojar las oficinas, y aunque no lo hemos hecho continúan exigiendo que la entreguemos y nos están hostigando con el argumento de que el Ministerio de Salud no tiene por qué dar oficinas a las organizaciones sindicales, lo cual es un compromiso con los sindicatos desde hace años”, aseguró Marenco en denuncia pública con el respaldo de la Comisión Permanente de Derechos Humanos, CPDH.

José Inés López, sindicalista de la Central de Trabajadores de Nicaragua, señaló que el interés de la administración del Minsa y de los sindicatos progubernamentales, lo que quieren es regresar al sistema sindical de los años ochenta.

“Quieren desmontar a los sindicatos independientes para centralizar todo y sostener un sindicato único que sólo responda a la dirección partidaria sandinista”, comentó López.

Minsa no se inmuta
El director de esa organización de derechos humanos, Marcos Carmona, dijo que el problema principal se centra en la imposición de un convenio colectivo adscrito por un sindicato, apartando a los otros independientes y afectando sus negociaciones.

“Solicitaremos tanto al Ministerio del Trabajo como al Minsa que en representación de los sindicatos independientes se nos permitan ingresar a las negociaciones y constatar si se están respetando los derechos laborales de todos los trabajadores”, dijo Carmona.

Agregó que han tenido diversas denuncias de los trabajadores de la salud, sobre acciones administrativas anti sindicales, pero el Minsa sigue sin dar respuesta a nuestras misivas que inquieren sobre la persecución sindical, los despidos arbitrarios y la reducción de espacios para la labor sindical independiente.

Leyenda***
Virgenza Marenco Rodríguez, secretaria general de la Confederación Regional Sindical Independiente de Boaco y de Chontales, y a la derecha José Inés López, sindicalista de la CTN.