Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Más de trescientas personas en albergues, escasez y encarecimiento del precio de los alimentos, así como un posible brote de epidemias, enfrentan los habitantes de las Regiones Autónomas del Atlántico.

Las fuertes lluvias que han caído sobre la Región Autónoma del Atlántico Norte han traído serias consecuencias en las vías y algunos barrios de Bilwi, donde el agua ha sacado a flote varias letrinas, contaminando los pozos e inundando varias viviendas ubicadas en áreas bajas.

Una fuente ligada al gobierno regional dijo que los daños en las vías son muchos, entre los que describió el deterioro del desvío improvisado del puente Talavera, ubicado entre el municipio de Rosita y Siuna; de la misma manera, la crecida del caño de la comunidad de Sahsa, donde la construcción se encuentra detenida por las condiciones climáticas.

También se reporta que los puentes Leymus y Bambinita, ubicados entre Puerto Cabezas y Rosita, están intransitables. Cerca de Bilwi se ha reportado la crecida del río Wawa Boom, sacando de funcionamiento la barcaza por la ruptura del cable que la sujeta.

En la vía entre Puerto Cabezas y Waspam, un camión cargado provocó que una parte del puente se quebrara, quedando dañado parcialmente y sin la posibilidad de utilizarlo.

Escasez de los productos
La onda tropical número doce, más el eje de vaguada del pasado jueves, han provocado que los mercados de Bilwi se encuentren barridos, mientras que en las distribuidoras comienzan a escasear los productos de primera necesidad.

Guillermo Fox, del Comité de Emergencia de la Alcaldía, dijo que a partir de ayer comenzaron a entregar radios de comunicación a los tres barrios de Bilwi que desde el día miércoles se encuentran inundados por el desborde del río Land Creek.

Nueva Jerusalén, San Judas y “Filemón Rivera”, son los barrios más vulnerables a inundaciones y se encuentran en las partes bajas de Bilwi. Se reportaron inundaciones y personas evacuadas en numerosas comunidades.