Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

La ministra del Trabajo, Jannethe Chávez, anunció que la institución que dirige realizará un control periódico para garantizar el cumplimiento de las reformas al Código del Trabajo relativo a los derechos de las empleadas domésticas.

“Es una reforma que garantizará poder regular y tener un control sobre el trabajo doméstico y adolescente”, afirmó la funcionaria, quien celebró la aprobación de las reformas a la legislación laboral asegurando que las mismas son producto del trabajo de la Comisión de Erradicación del Trabajo Infantil. Para la titular del Trabajo, la idea es que la persona particular o cualquiera que desee contratar a una joven que no cumple los 18 años para que viva y realice trabajos domésticos en su casa, lo podrá hacer, pero lo deberá reportar al Mitrab.

“La intención es evitar el abuso con las empleadas domésticas adolescentes”, explicó Chávez, quien recordó que la ley facultaba sólo inspeccionar los centros de trabajo, pero ahora se amplía a las casas particulares que era un sector vedado porque no se tenía la competencia”, afirmó.

Serán “celosos”, dice
Estas declaraciones las emitió la ministra este viernes, durante la firma de un convenio de cooperación entre Save the Children y la Comisión para la Erradicación del Trabajo Infantil y Protección del Adolescente Trabajador que preside el Mitrab.

La esencia de las reformas es que nadie puede tener menores de 14 años trabajando, pero cuando se trata de un adolescente de hasta los 16 años, deberá contar con la autorización de un tutor y una constancia extendida por el Ministerio del Trabajo.

Ampliarán acuerdos con productores
En otro orden, el Ministerio del Trabajo ampliará para este año los acuerdos con productores y empresas cafetaleras para eliminar totalmente el trabajo infantil en los cortes de café, según lo confirmó la ministra de esta cartera.

Para la titular del Mitrab, la idea no sólo es ampliarla en el sector cafetalero, sino también en las bananeras, fincas de palma africana y de otros cultivos. “Buscamos sensibilizar a los empresarios y a los padres de familia del porqué tenemos que combatir el trabajo infantil”, indicó.

Desde el año pasado se puso en marcha un plan piloto para apoyar la erradicación del trabajo infantil en los cortes de café. Se logró firmar convenios con los diez productores más importantes de Jinotega para que los niños se quedaran en las llamadas escuelas recreativas instaladas con ayuda del Ministerio de Educación y con fondos de organismos internacionales.

A criterio de la funcionaria, la experiencia fue un éxito y en la cosecha 2008-2009 y se pretende ampliar la cantidad de empresas y productores cafetaleros.