•  |
  •  |
  • END

Operarios de la Alcaldía de Managua realizan los últimos retoques a la estatua del general José Santos Zelaya, que el martes ocho de julio inaugurarán las autoridades edilicias, encabezadas por el alcalde capitalino, ingeniero Dionisio Marenco.

La estatua fue erigida de las instalaciones de la Asamblea Nacional hacia abajo, sitio al que se darán cita personalidades gubernamentales, políticas, empresariales y sociales que serán invitadas por la comuna capitalina.

El día 11 de julio de 1893, en la ciudad de León, Zelaya se sublevó, apoyado por Anastasio Ortiz. Desconoció la junta de gobierno de don Joaquín Zavala Solís y se formó otra integrada por el general José Santos Zelaya López, Francisco Baca, Anastasio Ortiz y Pedro Balladares. Entraron a la capital Managua --derrotando a los ejércitos conservadores el 25 de julio en la Cuesta del Plomo-- por la que fue la calle del Triunfo.

En 1894 tomó por la fuerza la Costa de los Mosquitos, una disputada región bajo protectorado británico. La lejanía del territorio hizo que el Reino Unido, que no deseaba embarcarse en una aventura colonial tan distante y de tan poco valor, reconociera la soberanía nicaragüense.

Zelaya y el canal
En 1902, Zelaya fue reelecto presidente. La posibilidad de construir un canal a través del istmo de Centroamérica era una cuestión controvertida desde tiempo atrás. Cuando Estados Unidos decidió hacerlo en territorio panameño, Zelaya intentó llegar a un acuerdo con Alemania y Japón para que construyeran el proyecto en Nicaragua.

Su gestión gubernamental aumentó el desarrollo en el país. Modernizó el Estado al introducir modernas leyes, creó nuevas instituciones, promulgó códigos, reglamentos, el Habeas Corpus, por lo que Zelaya convirtió a Nicaragua en la más próspera y rica nación de Centroamérica.

La educación gratuita
El general Zelaya fue quien instauró la educación gratuita y obligatoria, construyó escuelas, fortaleció los vapores como medio de comunicación, además, le dio un fuerte impulso al ferrocarril, al telégrafo y construyó carreteras.

Zelaya era partidario de la creación de unos Estados Unidos de América Central, lo que le llevó a apoyar a otros partidos liberales de distintos países centroamericanos para que pudieran defender el mismo proyecto, y promover diversas conferencias unionistas centroamericanas, especialmente las cumbres presidenciales celebradas en Corinto y el Pacto de Corinto.

La administración de Zelaya mantuvo tensas relaciones con los Estados Unidos, lo que llevó a éstos a dar ayuda a los opositores conservadores de Zelaya en Nicaragua. En 1907, buques de guerra estadounidenses ocuparon diversos puertos de Nicaragua.

La situación llegó al borde de un conflicto interno entre los liberales nicaragüenses por un lado, y los conservadores y Estados Unidos por otro (que los financiaba).

La presencia de los marines continuó en Nicaragua hasta 1933, año en que fundaron el aparato represivo que tuvo la dictadura somocista, la Guardia Nacional, que bajo la dirección de Anastasio Somoza García y posteriormente su hijo, Anastasio Somoza Debayle, mantuvo el poder por más de 40 años, siendo derrocada por los sandinistas el 19 de julio de 1979.

Desde 1997, cuando Arnoldo Alemán era presidente de Nicaragua, la efigie del general Zelaya todavía aparece en los billetes de 20 córdobas.