Máximo Rugama
  •  |
  •  |
  • END

ESTELÍ
Seis trabajadores que fueron despedidos de la Empresa Médica Previsional que funciona en las instalaciones del Hospital Regional San Juan de Dios de Estelí, entablaron una demanda judicial en contra del actual director de esa entidad, Marcial Juárez.

Ellos argumentan que fueron cesados de sus cargos por “personalismos” en unos casos y otros por revancha política, aplicada por su actual director.

En algunos casos ya el proceso fue abierto a prueba, y, en otros, la parte demandada introdujo incidentes de nulidad, según dijo la abogada de los trabajadores despedidos, Sandra Pérez. Calificó tales hechos como “tácticas dilatorias” para retrasar el proceso y que los demandantes se cansen y desistan de las acciones judiciales.

Gerente: la primera “en caer”

La abogada María Grimilda Rodríguez, una de las afectadas, dijo que debido a un accidente laboral tiene serios problemas en la vista y dificultades en las extremidades inferiores. “Por eso fui despedida, y eso simplemente es injusto”, dijo.

Rodríguez se desempeñaba como gerente de la empresa médica, y detalló que pese a que contaba con reposo médico la despidieron. Explicó la jurista que los nuevos funcionarios de la entidad violentaron varios artículos del Convenio Colectivo, así como del Código del Trabajo y de la Ley Civil y Administrativa.

Según Rodríguez, no hubo ineficiencia de ninguno de los trabajadores despedidos tal como lo argumentó días atrás el director de la empresa médica, el también abogado Marcial Juárez. “Si esto fuera así, una auditoría que practicaron a la empresa hubiese salido mal y no fue así. Salió bien parada y fue ubicada en el ranking de las mejores a nivel nacional”, argumentó la ex gerente.

En manos de juzgados laborales
Los trabajadores inicialmente introdujeron una demanda en la Inspectoría Departamental del Trabajo de primera instancia, y como el empleador no compareció a la cita, fue declarado en rebeldía y el caso lo trasladaron al Juzgado de Distrito Civil y Laboral a cargo de la doctora Mercedes Elisa Jirón.

“Tenemos cómo probar que los despidos son injustos. Las vamos a presentar ante autoridades competentes porque no nos vamos a quedar de brazos cruzados”, advirtió la funcionaria despedida.