•  |
  •  |
  • END

La Fiscalía General presentó hoy ante un juez la petición de abrir proceso a 39 personas por tráfico de influencias y fraude en el caso de la emisión de los denominados Certificados Negociables de Inversión, Ceni, emitidos en 2001.

La lista la encabezan los ex presidentes del Banco Central de Nicaragua, BCN, Noel Ramírez, Mario Alonso, y los ex ministros de Hacienda y Crédito Público, Eduardo Montealegre, Esteban Duquestrada y Mario Flores; el ex Superintendentes de Bancos, Noel Sacasa Cruz, y ex vicesuperintendente de Bancos, Alfonso Llanes. Igualmente, fueron acusados el accionista del Banco de Crédito Centroamericano, Bancentro, Jaime Chamorro Cardenal y accionistas del Banco de la Producción, Banpro.

También acusaron a todos los ex miembros de las juntas liquidadores de los bancos llevados a liquidación forzosa Banco Intercontinental, Interbank, Bancafe, Banco Mercantil, Bamer, y Banco Nicaragüense de Industria y Comercio, Banic. La fiscalía pidió arresto domiciliar y retención migratoria para los 39 acusados.

Aparecen en la lista todos los integrantes de las Juntas Liquidadoras de Interbank, Bancafe, Bamer y Banic: Rodolfo Delgado, Carlos Matus, Otoniel Ruiz, Guillermo Lugo, Juan José Icaza, Roberto Sánchez, Edgard Pereira Deshon, Manuel Centeno, Carlos Bonilla, Leopoldo Sánchez, Carlos Marín, Fernando Rodríguez y Juan José Rodríguez, Asimismo, Vilma Rosa León-York, ex ministra de Bolaños; Miguel Ángel García, Nicolás Marín y Alfonso Robelo, todos ellos funcionarios cercanos al ex presidente Bolaños que tuvieron participación en la subasta.

La denuncia ante la Oficina de Recepción de Causas de los Juzgados de Managua fue presentada por el fiscal especial Armando Juárez en nombre del Estado. La Oficina de Recepción, mediante sorteo deberá asignar un juez que convocará a los acusados y entonces el fiscal formalizará los cargos para cada uno de los acusados. El juez iniciará otra serie de audiencia para determinar si hay hechos delictivos o méritos para ir a juicio.

El caso de los Cenis comenzó con la liquidación en cadena de cuatro bancos privados, el primero de los cuales fue el Interbank, intervenido el siete de agosto de 2000, durante el proceso de las elecciones municipales.

Le siguieren el Banco del Café, intervenido el 17 de noviembre de 2000; el Banco Mercantil, el 3 de marzo de 2001, y el Banco Nicaragüense de Industria y Comercio el 4 de agosto de 2001.

El proceso de intervención de los cuatro bancos (2000-2001): Interbank, Bancafé, Banic y Bamer, estuvo salpicado de intereses económicos y violaciones a las leyes bancarias aprobadas en 1999, por recomendaciones del Banco Mundial, BM.

Vea más información en video Canal11/elnuevodiario.com.ni