•  |
  •  |
  • END

Bluefields / RAAS

“Da tristeza la irresponsabilidad, ineptitud y falta de sensibilidad del Comité de Emergencia Regional de la RAAS, ante la tragedia de nuestros hermanos que fueron golpeados por las ondas tropicales 9 y 10”, expresó el concejal de Yatama, Alejandro Mejía Gaitán.

Mejía reprocha que la Junta Directiva del Consejo Regional haya esperado más de una semana para decretar estado de emergencia en decenas de comunidades de Kukra Hill, Laguna de Perlas, La Cruz de Río Grande y la Desembocadura de Río Grande, que fueron afectadas severamente por las inundaciones y desbordamientos de ríos.

“Si un huracán similar al Juana nos embistiera, tendríamos que encomendarnos a Dios, porque con estas autoridades regionales todos los costeños estamos desamparados”, apostilló Mejía.

Desolación

La noche de ayer, el Comité de Emergencia Regional de la RAAS se reunió con representantes del Sistema Nacional de Atención, Prevención y Mitigación de Desastres, para evaluar la situación y decidir se decretan alerta roja en las zonas de desastre.

Mientras tanto, el capitán Aldo Mendieta, de la Defensa Civil, explicó la situación con una frase lapidaria: “La destrucción total de cultivos significará hambruna, y la contaminación de pozos y letrinas redundará en epidemias”.

El experto de la Defensa Civil visitó las comunidades de Company Creeck, La Esperanza y Guadalupe, para analizar los daños provocados por el desbordamiento del río Grande de Matagalpa.

Según Mendieta, 48 familias de La Esperanza; 32 de Guadalupe y 28 de Company Creeck, fueron afectadas por el temporal. “Preliminarmente se contabilizan 800 manzanas de cultivos arrasados por las corrientes”, explicó.

“Al perder los cultivos de arroz, bananos, maíz, malanga, plátanos y yuca, la gente de estas comunidades necesitará de asistencia humanitaria sostenida para no aguantar hambre”, opinó Mendieta.

Ayuda ínfima

El capitán Aldo Mendieta informó que la Defensa Civil aportó 12 barriles de gasolina para el Comité de Emergencia de la Desembocadura de Río Grande. “La Alcaldía compró 20 quintales de arroz, frijoles y otros productos para los damnificados, pero sólo servirá para alimentar a los afectados durante tres días”, indicó.

Desfachatez oficial

El delegado de Gobernación en la RAAS, James Henríquez, desestimó las críticas al Comité de Emergencia por la lentitud con que han enfrentado la catástrofe.

“Lo que pasa es que hasta hace poco el Consejo Regional decretó el estado de desastre, y se tienen que evaluar los daños para comenzar a llevar la ayuda humanitaria a los damnificados”, justificó Henríquez.

El funcionario dijo que hoy martes partirán comisiones a todas las zonas afectadas para conocer con exactitud la magnitud de los daños. “Se comprarán víveres en El Rama y Laguna de Perlas para llevarles a los afectados, y el Ministerio de Salud ya envió brigadas con medicinas para atender a los enfermos”, explicó.

Últimos recuentos

La noche de ayer, lunes, la Dirección de Defensa Civil de la RAAS emitió un comunicado con el último recuento de daños. El informe indica que en la comunidad de Pueblo Nuevo, municipio de Laguna de Perlas, se mantienen en cuatro albergues 29 familias que suman 159 personas, las que podrían retornar a sus viviendas porque ya están bajando las aguas del río Wawasang.

En la comunidad de Sawawás (Laguna de Perlas), permanecen en los refugios 43 familias que suman 129 personas que también pueden volver en cualquier momento a sus lugares de origen.

En relación con La Cruz de Río Grande, se contabilizan 13 comunidades con un mil 129 personas afectadas y amenazadas por contaminación de pozos y letrinas.

Mientras que en El Tortuguero se registran 150 familias integradas por 900 personas, afectadas por las ondas tropicales 9 y 10, y serias afectaciones a los cultivos.

Según el informe, a nivel de la región se perdieron 688 manzanas de arroz, 360 de maíz, 343 de plátanos, 563 de yuca y seis de malanga. El capitán Aldo Mendieta advirtió que estas cifras pueden incrementarse.

Informe del Comupred

En tanto, el Comité Municipal de Prevención, Mitigación y Atención de Desastres, Comupred, reportó más de 310 personas refugiadas en la escuela San Jerónimo, de Laguna de Perlas, comunidades aisladas, pérdida de cultivos y animales, además de casas destruidas producto de las persistentes lluvias.

El Comupred brindó alimentación y atención médica a siete comunidades afectadas con casos febriles y diarreicos agudos, pero todavía no se reportan víctimas fatales. También reportó pérdidas en las siembras de banano, yuca y maíz, aún no cuantificadas en las riberas de los ríos.

Reportes preliminares indican que no se ha podido acceder a las comunidades de El Castaño, La Tortuga, Mahogany, Manocreek y Pisutigni, encontrándose 173 familias incomunicadas.

Se restableció acceso El Rama-Kukra Hill

En Kukra Hill ya fue restablecida la comunicación terrestre entre los municipios El Rama-Kukra Hill y Laguna de Perlas. No se reportan víctimas en las comunidades desde La Fonseca hasta la boca del río Kama, pero sí pérdidas en las siembras de maíz, arroz y tubérculos.