Luis Galeano
  •  |
  •  |
  • END

El vicepresidente de la Contraloría General de la República (CGR) Guillermo Argüello Poessy, someterá ante sus colegas del Consejo, su inquietud de conocer por qué toldos con logotipos de diversos ministerios, así como vehículos, empleados y recursos del Estado, se utilizaron en la celebración del 29 aniversario del Repliegue, que se llevó a cabo el pasado 5 de julio.

“Los bienes del Estado no se pueden utilizar en celebraciones políticas partidarias y por eso voy a plantear a mis compañeros en el Consejo, que abordemos el tema para ver si tomamos una decisión al respecto”, dijo el colegiado.

Horas antes de que iniciara el tradicional Repliegue hacia Masaya, decenas de toldos del Ministerio Agropecuario y Forestal (Magfor) --sobre todo-- y mantas de diferentes instituciones del Estado, adornaban la carretera hacia la “Ciudad de las Flores”.

Un par de buses con sus respectivas líneas amarillas, y con el rótulo del Magfor, transportaban a simpatizantes del FSLN y acarreaban equipos logísticos, como hielo, gaseosa, agua y jugos. También dispusieron de cervezas, desde las más baratas hasta las más costosas.

El primer grupo de 16 toldos de instituciones del Estado y no menos de cuatro tarimas, representaban al Instituto de Desarrollo Rural, IDR, Petronic, Ministerio de Relaciones Exteriores, Minrex, y la DGI. Luego, hacia la entrada a Ticuantepe, una tarima enflorada esperaba al Presidente, donde probablemente pronunciaría una porción de su discurso.

Finalmente, la Empresa Portuaria Nicaragüense (EPN) aportó un par de toldos y decenas de sillas pláticas que terminaban de acondicionar, lo que daba la impresión de ser los preparativos para una fiesta. A la par de los toldos se estacionaban vehículos Dodge o camionetas Hilux último modelo.

“Habría que ver la naturaleza de ese acto y conocer, entonces, las razones por las cuales todos esos recursos que vimos en fotos y en vídeos ese día, se ocuparon, pero vamos a ver lo que decidimos el jueves”, señaló el colegiado.

Trabajadores de las instituciones estatales señalaron que fueron obligados a asistir a la actividad, y que elementos ligados a la señora Rosario Murillo --que ella ha infiltrado con enormes salarios en los diferentes ministerios--, eran los encargados de “pasar lista”.