•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Señalando con su mano derecha hacia la Asamblea Nacional, como advirtiéndole a los legisladores que deben trabajar por el pueblo y en su mano izquierda sosteniendo la Constitución Política de 1893, conocida como “La Libérrima”, quedó inaugurada este martes la estatua del General José Santos Zelaya.

La develización de una placa al pie de la estatua –ubicada a unos 150 metros hacia abajo de la Asamblea Nacional- fue acompañada de un acto que llevó a cabo la Alcaldía de Managua donde estuvieron presentes el ex presidente Arnoldo Alemán, el candidato a la alcaldía de Managua, Eduardo Montealegre, diputados de las diferentes corrientes liberales, concejales de Managua y una buena barra que vitoreó al ex mandatario Alemán.

En el acto participó la señora Graciela Zelaya, descendiente del general Zelaya, conocida como “La Chelita”, así como miembros del cuerpo diplomático acreditado en Nicaragua y simpatizantes del PLC y del Movimiento Vamos con Eduardo. La Asamblea Nacional estuvo representada por el primer secretario de ese poder del Estado, el diputado Wilfredo Navarro.

Durante el acto el profesor Róger Mayorga, jefe de la bancada del PLC en el Concejo Municipal historió sobre la gesta que desarrolló el general Zelaya y recordó que el 6 de octubre del 2005, el alcalde Marenco apoyó la propuesta para construir la Plaza Parque que lleva el nombre del presidente liberal.

Chifletas y más
La inauguración más que una celebración para los liberales, que dicen continuar con su legado, se convirtió en un verdadero mercado persa donde los gritos e improperios ahogaron la voz de Róger Mayorga, quien insistía en dar a conocer a los presentes las virtudes y cambios generados por el autor de la primera constitución de Nicaragua.

El consabido “Arnoldo, Arnoldo” callo las voces de una batería de asistentes que desde lejos gritaban “Alto al pacto” “Alemán Ladrón” y “Pactistas”, en varios momentos hubo encontronazos entre los asistentes que apoyaban al presidente del Partido Liberal Constitucionalista y sus detractores.

La calma llego cuando el Alcalde Dionisio Marenco, tomó la palabra y señaló que el legado de José Santos Zelaya, su calidad humana y los cambios que promovió deberían de servirnos para que los nicaragüenses comencemos a trabajar por desarrollar el país que necesita “más bienestar para todos” una frase mencionada por el edil tres veces seguidas al concluir su discurso.

El edil capitalino dijo además que “queríamos rendirle homenaje al ciudadano José Santos Zelaya que fue alcalde de la capital y después Presidente de la República, el joven que junto a su hermano Francisco realizaron acciones heroicas el 4 de octubre de 1876, día del aluvión que tanto daño hizo a Managua”.

Costoso parque
En el acto también se le rindió agradecimiento público al escultor Sócrates Martínez, quien logró plasmar con sus manos la imagen del líder liberal que murió en Nueva York en 1919, estando en el exilio.

La construcción de la Plaza Parque tuvo un costo de 4 millones 300 mil córdobas, de los cuales la Asamblea Nacional aportó un millón de córdobas mediante transferencias a través del Presupuesto General de la República que gestionó en el Legislativo el Primer Secretario de ese poder del Estado, Wilfredo Navarro. El resto del dinero fue puesto por la comuna capitalina.