María Haydée Brenes
  •  |
  •  |
  • END

El alcalde de Managua, Dionisio Marenco, enfatizó que en la próxima sesión del Concejo, el jueves, solicitará la cancelación del permiso de urbanismo entregado por la comuna en 2003 al proyecto Montecielo Hill.

“Más preocupante que todo lo que he leído en los medios de comunicación”, dijo el edil, “me pareció la exposición de los geólogos de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN), quienes me señalaron que el Mokorón es cruzado por una falla, de las más grandes de Managua”.


Zona de veda
“La falla geológica es enorme, por tanto mi posición es que la declaremos una zona de veda, de manera que yo trataré de revocar ese permiso que se extendió, espero que logremos declarar área de bosque el Mokorón, porque en el borde del estadio de fútbol pasa la falla que afecta el parqueo del estadio que se construye en las orillas”, señaló el alcalde Marenco.

El cerro Mokorón, que es propiedad del Estado, apareció donado por el Ejército de Nicaragua al Instituto de Previsión Social Militar en 2003; desde entonces ha sido lotificado a favor de altos mandos de la institución castrense con la clara intención de urbanizarlo, encontrándose con la negativa y fuerte respuesta de ambientalistas y vecinos que presentaron una propuesta de ley con más de cinco mil firmas apoyando que el sitio sea declarado Parque Nacional.

Los vecinos agotaron en la municipalidad la vía administrativa para revocar el permiso de urbanismo, sin obtener respuesta positiva a su petición. El permiso con el cual cuenta el IPSM para la construcción de Montecielo Hill, fue extendido por el actual concejal Edgardo Cuaresma, quien pretendió con el apoyo de la Presidencia defenestrar al alcalde Marenco.

“Si la Alcaldía revoca ese permiso es un logro para el Mokorón, porque aleja la sombra de que se inicie una construcción antes que la Asamblea Nacional pase a plenario la ley que declara Parque Nacional y Área Protegida el cerro. Estamos contentos de que el alcalde Marenco preste sus buenos oficios para esta causa”, dijeron los vecinos vía telefónica.


Laboratorio natural cerrado
El cerro Mokorón durante muchas décadas ha servido de laboratorio natural para los estudiantes de la UNAN que ingresaban al mismo con un permiso del Ejército de Nicaragua, cuando éste se encontraba resguardándolo. Sin embargo, este año los permisos para ingresar han sido revocados por el Ejército, que manda a los estudiantes y catedráticos a solicitar estas autorizaciones al IPSM, donde las respuestas no siempre son positivas.

Dos egresados de Ingeniería Civil de la UNAN comenzaron a trabajar en un proyecto para optar a su título hace dos años en el Mokorón, sin embargo, ahora que están a punto de terminar el estudio y necesitan realizar mediciones en el terreno, la respuesta en el IPSM fue tajante: “Búsquense otro tema”.

“El proyecto que realizamos”, dijo Jorge Andrade Jr, “es una estación de prestación de servicios a los visitantes del cerro con sitios para avistamiento de aves, senderos y demás, es un proyecto para optar al título, y ahora dos años después de trabajar en él, nos dicen que nos busquemos otro”.


Será Parque Nacional
El diputado Agustín Jarquín Anaya señaló que todas las bancadas de la Asamblea Nacional han mostrado interés por que el cerro Mokorón sea declarado Parque Nacional, porque se ha cabildeado con todos y apoyan la intención de proteger ese pulmón de Managua.

“Ese cerro tiene gran importancia para el medio ambiente, y es también un sitio de importante valor histórico, en esa cima hay fosas comunes de personas que lucharon por la libertad en Nicaragua, así como vestigios precolombinos; es uno de los pocos reductos donde encontramos al Guardabarranco, nuestra ave nacional, de manera que no dudamos que será un parque nacional para éstas generaciones y las futuras”, dijo el diputado Jarquín Anaya.

Existe la posibilidad de que el cerro Mokorón se convierta al momento de declararse Parque Nacional en un parque temático, por su similitud topográfica con el primer campamento del general Augusto C. Sandino, y se ubique allí un museo del héroe.


Resguardando ilícitos
Cuando un equipo de EL NUEVO DIARIO se presentó a la aguja por donde se ingresaba hasta hace pocos meses al cerro Mokorón, se encontró conque el sitio estaba siendo resguardado por guardas de la Empresa de Vigilantes Ultra de Nicaragua S.A. (Ultranic), que manifestaron que el cerro no pertenecía al Ejército de Nicaragua sino a un propietario privado.

Sin embargo, la empresa de vigilancia sí está ligada al Ejército de Nicaragua, pues el ex director del Instituto de Previsión Social Militar (IPSM) Adolfo Chamorro Téfel, fue hasta enero de 1994 presidente de Ultranic, y después extendió un poder generalísimo a Rodrigo Cardenal Martínez.

Los guardas de la empresa Ultranic participan como vigilantes del Ejército de Nicaragua a través del IPSM, pues fueron también estos vigilantes los llamados a resguardar la propiedad reclamada por los ancianos hermanos Urbina Rivas en carretera a Masaya.


(Con la colaboración de Luis Galeano)