•  |
  •  |
  • END

CHINANDEGA

Los campesinos José Emilio Barrera, de 59 años, y José Adolfo Téllez, de 56, viajaron la noche del sábado a Los Ángeles, California, donde ofrecerán sus testimonios ante la juez Victoria Cheanney, acerca de las afecciones causadas por el Nemagón y Fumazone usado por transnacionales norteamericanas en fincas bananeras de Chinandega, durante la década de los 70.

Ambos integran un grupo de 17 ex trabajadores de las bananeras, originarios de Chinandega y de Estelí, que testificarán ante la juez californiana, quien dilucidará el Caso Mejía, radicado hace más de un año en ese tribunal.

El abogado Antonio Hernández Ordeñana, de las Oficinas Legales para los Bananeros, con sede en Chinandega y Los Ángeles, California, aseguró a EL NUEVO DIARIO que hace dos semanas un funcionario del tribunal a cargo de la juez Cheanney, abogados de las empresas Dow Chemical Company y AMVAC (fabricantes), Dole Food Company (aplicadora) y él, se presentaron a los lugares donde trabajaron los 17 campesinos.

La comitiva también visitó hospitales, clínicas privadas y centros de salud de las comarcas donde han sido atendidos los labriegos por las afecciones del tóxico.

“Las fotocopias de los expedientes laborales y expedientes médicos están en manos de las partes, incluyendo la juez Cheanney. Esta primera etapa se conoce como descubrimiento; y la segunda parte es la aportación de testimonios”, explicó el abogado chinandegano.

Hernández Ordeñana agregó que aportarán abundantes pruebas para demostrar los padecimientos de estas personas, como la esterilidad masculina, cáncer en el hígado y en el bazo, y cáncer cervical en la mujer, entre otros.

También rolan en los expedientes, testimonios y comprobantes de daños morales como depresión, falta de autoestima e insomnio. Cientos de campesinos afectados por el Nemagón y el Fumazone han fallecido en varias comarcas de los departamentos de León, Chinandega, Estelí y la Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN).


Otros casos
El abogado dijo que en el tribunal que preside la juez Cheanney están radicados los Casos Rivera y Téllez, este último dictaminado a favor 13 ex trabajadores de las bananeras. La juez californiana ordenó a las trasnacionales indemnizarlos con 6 millones 900 mil dólares, por daños físicos y morales; el caso está en apelación por parte de las empresas norteamericanas.

Expresó que en el juzgado Primero Civil y Laboral de Chinandega se ventilan 82 demandas de parte de 5,000 víctimas del tóxico, y en los próximos tres meses esperan la primera sentencia a favor de cinco representados.