• |
  • |
  • END

La sesión del Concejo de Managua, anunciada para ayer por el alcalde Dionisio Marenco, en la cual sería solicitada la suspensión del permiso de urbanismo otorgado al proyecto Montecielo Hill, propiedad del Instituto de Previsión Social Militar (IPSM), en el cerro Mokorón, se trasladó para el martes a las tres de la tarde, mientras la situación en el sitio sólo varió porque pueden observarse a más guardas privados en los alrededores.

Pese a esto, el órgano consultivo independiente de la municipalidad, la Comisión Ambiental Municipal (CAM), que aglutina a 45 instituciones estatales, privadas y de la sociedad civil, emitió un carta de respaldo a la posición asumida por el Procurador General de la República, doctor Hernán Estrada, y por el Alcalde de Managua, respecto al futuro de este cerro ubicado en el sur de la capital.

La doctora Violeta Barberena, secretaria general de la CAM, declaró que la recomendación mantenida desde 2003, cuando un grupo de vecinos presentó su queja ante la posible urbanización, es que el cerro Mokorón fuese respetado por la importancia ambiental que tiene para los managuas.

“Todos sabemos que el cerro Mokorón constituye un pulmón de oxígeno para los managuas, y a su vez es un sitio histórico valioso donde se protagonizaron importantes eventos del proceso de construcción de la democracia en Nicaragua”, afirmó la doctora Barberena.


La ley espera aprobación
También la doctora Barberena comentó que desde abril del año pasado, la CAM ha enviado cartas al Presidente de la Asamblea Nacional, René Núñez, y al primer secretario Wilfredo Navarro, para solicitar que la declaratoria del Mokorón sea priorizada.

“De todas las cartas que mandamos a la Asamblea Nacional, el único diputado que respondió de forma positiva y apoyó a los habitantes de la zona fue el diputado Agustín Jarquín Anaya. Esperamos, sin duda, que este apoyo sea replicado por otros diputados para que esta aprobación se dé, pues el proyecto de ley no tiene vacíos y está listo”, dijo la doctora Barberena.

Para concluir, Barberena enfatizó que la recomendación de la CAM es que el Mokorón no sólo sea declarado área protegida, sino que también sus recursos sean aprovechados de forma sostenible con un plan de manejo que podría combinarse educativamente con un parque y museo al general Augusto C. Sandino.


Retiro es represalia
La secretaria de la CAM afirmó que el tema Mokorón sin duda es un asunto espinoso para el Ejército de Nicaragua, puesto que desde que dicha comisión apoyó en abril del año pasado la declaratoria de área protegida, la institución castrense dejo de enviar delegados a las reuniones mensuales.

“En la CAM se exponen problemas ambientales, pero también se estudian mapas de riesgo, donde la participación del Ejército es vital, porque ellos, a través de Defensa Civil, son de los primeros en dar respuesta, pero extrañamente, a raíz de que la CAM tomó medidas de apoyo a la conservación del Cerro Mokorón, en abril de 2007, el Ejército de Nicaragua --que muy disciplinadamente se había presentado a las reuniones de la CAM--, dejó de asistir a las mismas hasta hoy. Ellos no se presentan desde entonces”, afirmó Barberena.