Melvin Martínez
  • |
  • |
  • END

Las muertes maternas en Nicaragua han diminuido en al menos 27 casos en relación al mismo período de 2008, informó el ministro de Salud, Guillermo González.

“A junio del año pasado teníamos 55 muertes maternas, a este año llevamos 28, es probable que terminemos con un 30 a 40 por ciento menos de casos de muertes maternas”, indicó González.

La tasa de mortalidad materna en Nicaragua se estima en 90 x 100 casos, lo que representa una de las tasas más altas en América Latina. Hay zonas del país en que los indicadores son superiores seis veces al promedio nacional. Anualmente, el sistema de salud nicaragüense registra alrededor de 400 casos de embarazo ectópico. La muerte materna es el principal resultado de este contexto.

El titular de salud mencionó que debido a las lluvias se obstaculizan los caminos, y por ende, la atención a las mujeres embarazadas. “Ese es un factor que se escapa al Ministerio de Salud, hay zonas del país que están aisladas, prácticamente, damnificadas, hay factores que pueden variar, pero podríamos terminar con un 50 por ciento menos”, expresó González.

Además, mencionó la falta de planificación familiar y el analfabetismo como otros factores determinantes en el incremento de los casos de mortalidad materna.

Según estimaciones del Fondo de Población de las Naciones Unidas, la razón de mortalidad materna (el número de muertes maternas por 100,000 nacidos vivos) está disminuyendo demasiado lentamente, por lo que difícilmente se pueda alcanzar el quinto Objetivo de Desarrollo del Milenio (ODM), que consiste en “reducir entre 1990 y 2015 la mortalidad materna en tres cuartas partes”.