• |
  • |
  • END

Un espectacular asalto, ejecutado por cinco sujetos armados con fusiles AK y escopetas, dejó como resultado el robo de un botín de aproximadamente 10 millones de córdobas en moneda nacional y dólares norteamericanos en contra de la compañía financiera Findesa ubicada en el barrio Campo Bruce, de La Caimana, dos cuadras y media hacia el este.

El hecho ocurrió a las 7:30 p.m. del pasado viernes, cuando en la financiera aún permanecía la mayor cantidad del personal dedicado a las labores de arqueo del día. La acción, según testigos, pudo haber durado de dos a tres minutos. Los delincuentes salieron cargando bolsos llenos de dinero y luego huyeron en el mismo vehículo en el que llegaron, dejando asombrados a empleados y personas que a esa hora se encontraban en los alrededores del lugar.

Tres horas después del asalto, la Policía Nacional logró ubicar la camioneta Toyota Hilux color champán, placas M 113-278, usada por los delincuentes, la que dejaron abandonada en el barrio Tenderí, de las Sopas Rancheras, una cuadra hacia el este y media cuadra al sur.

Con pasamontañas y armados hasta los dientes

La Dirección de Relaciones Públicas de la Policía Nacional confirmó que los delincuentes lograron llevarse de las bóvedas de Findesa la cantidad de 2 millones 658 mil 517 córdobas con 35 centavos y 349 mil 26 dólares con 84 centavos.

Según la Policía, el hecho ocurrió a las 7:30 p.m. del pasado viernes, cuando los delincuentes, armados con fusiles AK y escopetas, así como con armas cortas, con guantes y pasamontañas, llegaron a Findesa a bordo de la camioneta doble cabina. Cuatro de los sujetos se bajaron e intimidaron a los vigilantes Andrés Orozco González y Edmundo Rocha Silva, despojándolos de sus revólveres, un Rexio calibre 38 serie 171530 y un Smith and Wesson calibre 38 serie BJJ-7984.

Los delincuentes obligaron a los vigilantes a penetrar al local y se fueron hasta las bóvedas, de donde sustrajeron el millonario botín para luego darse a la fuga en el vehículo en que llegaron, y donde los esperaba un quinto elemento.

Como una película

La señora Martha Torres, vecina del lugar, relató que le pareció estar viendo una película. “Todo fue balazos, los hombres salieron cargando bolsos, se subieron a la camioneta y luego huyeron”.

Aseguró que a ella le llamó la atención que antes del asalto vio una camioneta roja que pasó varias veces por el lugar. “Cuando pasó por última vez fue que llegó la camioneta color oro y ocurrió el asalto”, relató la testigo.