Eloisa Ibarra
  • |
  • |
  • END

El nuevo Código Penal de Nicaragua contempla la inhabilitación absoluta y la inhabilitación especial para los funcionarios públicos que incurran en delitos en perjuicio del patrimonio del Estado.

La pena de inhabilitación absoluta tendrá una duración de seis a veinte años y consiste en la pérdida del cargo o empleo público, aunque provenga de una elección popular; incluye la privación de todos los honores públicos, así como la incapacidad para obtener cualquier otro honor, cargo o empleo público, y la pérdida del derecho a elegir y ser electo durante el tiempo de la condena.

La pena de inhabilitación especial para ejercer empleo o cargo público produce la privación del empleo o cargo sobre el que recae y de los honores que le sean anexos, durante un período de seis meses a veinte años. Produce además la incapacidad para obtener el mismo u otros análogos durante el tiempo de la condena. En la sentencia se deberá especificar los empleos, cargos u honores sobre los que recae esta inhabilitación.


Inmunidad no corre con prescripción
En relación con la prescripción, el Código establece que cuando se trate de delitos cometidos por autoridad, funcionario o empleado público con ocasión del ejercicio de sus funciones, se interrumpirá el plazo de prescripción de la acción penal mientras la persona disfrute de inmunidad o se sustraiga a la justicia.

El término de prescripción de la acción penal en los delitos propios de los funcionarios que gocen de inmunidad y que se cometieren a partir de la vigencia de este Código, iniciará a partir del cese de sus funciones, sin perjuicio de las facultades que le corresponde a la Asamblea Nacional en materia de inmunidad.

Los términos previstos en el artículo precedente se computarán desde el día en que se haya cometido la infracción punible. En los casos de delito continuado y delito permanente, tales términos se computarán, respectivamente, desde el día en que se realizó la última infracción y desde que se eliminó la situación ilícita.

La prescripción se interrumpirá, quedando sin efecto el tiempo transcurrido, cuando el procedimiento se dirija contra el culpable, y comenzará a correr de nuevo el término de la prescripción desde que se paralice el procedimiento o se termine sin condena. Sin perjuicio de las otras causales que establece el Código Procesal Penal.


Los imprescriptibles
El Código Penal establece que los delitos contemplados en el artículo 16 o delitos de principio universal, no prescriben en ningún caso. Esto se aplicará a los nicaragüenses o extranjeros que hayan cometido fuera del territorio nacional algunos de los siguientes delitos: terrorismo, piratería, esclavitud y comercio de esclavos, delitos contra el orden internacional
Asimismo: falsificación de moneda extranjera y tráfico con dicha moneda falsa; delitos de tráfico de migrantes y trata de personas con fines de esclavitud o explotación sexual y explotación laboral, delitos de tráfico internacional de personas, delitos de tráfico y extracción de órganos y tejidos humanos.


Otras variantes de tipificación de delitos
También figuran en esa lista delitos como el tráfico de patrimonio histórico cultural; delitos relacionados con estupefacientes, psicotrópicos y otras sustancias controladas; delitos de tráfico internacional de vehículos y lavado de dinero, bienes o activos, delitos sexuales en perjuicio de niños, niñas y adolescentes y cualquier otro delito que pueda ser perseguido en Nicaragua, conforme los instrumentos internacionales ratificados por el país.