Leoncio Vanegas
  • |
  • |
  • END

JALAPA, NUEVA SEGOVIA
El Presidente de la República, Daniel Ortega Saavedra, incitó la noche del sábado a los “enjaranados” con las financieras a “protestar frente a las oficinas de los usureros”.

Ortega arremetió así contra las casas financieras que mantienen un conflicto con el llamado Movimiento de Productores y Comerciantes de Las Segovias, MPCS, que escalaron reclamos con tranques el 21 de abril pasado, en el puente Río Coco, en la entrada de Ocotal.

El virulento mensaje contra los banquitos fue sugerido por la presencia de pancartas en que la decían: “No aguantamos a las financieras”, “Demandamos reestructuración de las deudas”, que algunos reclamantes mantuvieron en alto frente a la tarima presidencial.

“Yo les he dicho que hay que protestar, hay que reclamar; entiendo los reclamos, porque en un año y seis meses desmantelar todas las cadenas que nos impusieron los gobiernos al servicio de la oligarquía y el imperio no es fácil. Ellos nos fueron poniendo cadenas por todos lados”, dijo Ortega.

“Han hecho bien en protestar en contra de los usureros, pero en vez de estar protestando en las carreteras protesten frente a las oficinas de los usureros y plántense frente a sus oficinas. Párense firmes, nosotros los apoyamos”, arengó ante los miles de simpatizantes provenientes de todos los 12 municipios de Nueva Segovia.


“No les queda otro camino que negociar”

El MPCS mantuvo 12 días trancado el tránsito nacional e internacional en el empalme de Yalagüina, hasta que la Asociación de Microfinanzas, Asomif, cedió a inicios de julio la negociación de reestructuración de los saldos hasta por un período de cinco años y uno de gracia. Los beneficiarios son unos dos mil de Madriz, Estelí y Nueva Segovia.

En los medios locales se oyeron algunas críticas contra la Policía por el tratamiento diferenciado que aplicó al MPCS, permitiéndole tranques hasta de 16 horas, algo que no ocurrió con los transportistas que demandaron una rebaja de los combustibles en paridad al precio que cobran en Honduras.

A criterio Ortega, a las financieras no les queda otro camino que negociar. “Amenazan con dejar de prestar, si el favor no lo están haciendo ellos, si lo que han hecho es un negocio para enriquecerse a costa de las necesidades de la gente después de que en 1990 desaparecieron los bancos que trabajaban con el pueblo”, reclamó.

Después bajó el tono para recomendar a los representantes de los banquitos privados a sentarse a renegociar la deuda de los productores.

En su discurso ante la muchedumbre rojinegra, bajo lluvia, y parada en charcos del lugar donde se concentró, contrastó las ventajas de ALBA-Caruna para ser beneficiario de los créditos agropecuarios, en donde, dijo, se otorgan a intereses de un 4 y 8%.

Pero el mandatario no aclaró cuánto recibe ALBA-Caruna, quién lo maneja, quién lo controla y quiénes pagarán esa deuda.


¿Y el Banco de Fomento, dónde está?
Otra pancarta recordó al presidente Ortega la instalación del tan esperado Banco de Fomento a la Producción, del que dijo ya se ha empezado la formación de la Junta Directiva, la que podrá disponer de los 35 millones aprobados por la Asamblea Nacional para canalizarlos a los productores a través de bancos existentes como Banpro y Bancentro.

No obstante, le aclararon en la tarima que en Jalapa no existen sucursales de esos bancos, solamente Procredit, uno de los bancos contra los que ha protestado el MPCS.

El alcalde de Jalapa, Humberto Pérez Largaespada, le informó que los maestros deben ir a cambiar sus cheques a Ocotal, y si lo hacen en el municipio les cobran el 2% de comisión. A esto agregó Ortega: “Estamos mal aquí, sólo usureros tienen aquí ustedes”, aludiendo a las financieras en conflicto con el MPCS.

Añadió que ante esa desconfianza de los jalapeños, lo necesario es que Banpro y Bancentro abran una sucursal en este municipio, a lo que se comprometió hacer una gestión.

No obstante, dijo que se debería hablar con Procredit --el único banco comercial de primer piso que funciona en este valle-- para ubicar una porción de los 35 millones del futuro Banco de Fomento, para financiar la siembra de postrera.


Piden reparación urgente de carreteras en Nueva Segovia
También había pancartas con demandas de reparación de caminos en Murra y Wiwilí. Los propios candidatos a alcaldes por el FSLN de los municipios afectados por las lluvias de los últimos días, expusieron la problemática de la incomunicación terrestre.

Pidió al alcalde de Jalapa, Humberto Pérez Largaespada, mover la maquinaria de la comuna para reparación de puntos críticos de los municipios vecinos, prometiendo que el gobierno central proveerá el combustible para los trabajos.







NO AGUANTAN A FINANCIERAS

Pancartas similares a ésta fueron llevadas como telón de fondo para que el presidente Ortega arremetiera contra las financieras al filo de la media noche en Jalapa. LEONCIO VANEGAS / END.