• |
  • |
  • END

La eliminación de la promoción automática de primer a tercer grado será un flagelo para el niño pobre y aumentará los niveles de deserción escolar, afirmó Luisa Molina, Directora de la Fundación Pro Derechos Integrales de niños y Adolescentes, y miembro de la Codeni.

Expresó que el sistema de enseñanza público de nuestro país no está preparado para eliminar la promoción automática, ya que la mayoría de los docentes son empíricos, no cuentan con materiales didácticos, la infraestructura escolar deja mucho que desear, y hay que sumar los niveles de desnutrición infantil.

“Esta medida afectará al niño que llega a la escuela sin comer, al pobre, el pequeño de la zona rural, aquellos que no cuentan con las condiciones mínimas para exigirles estándares de calidad”, dijo la miembro de la Codeni.

Además, agregó que esto vendrá a aumentar los niveles de deserción, pues hay padres que retiran al niño porque no pasó el grado. “El niño también se frustra, incluso se han dado casos de suicidio infantil, por eso se debió consultar esta medida y no hacerlo de una forma coyuntural”, señaló Molina.

No es malo, sino mal aplicado

Mario Chamorro, Director del centro Dos Generaciones, coincidió que la promoción automática no es mala, sino que fue mal aplicada. “Según un estudio que se realizó en La Chureca, los pequeños llegaban a tercer grado sin saber leer y escribir, pero también hay que tomar en cuenta que no contaban con libros y edificios que motiven al estudiante”, dijo el especialista en temas de niñez.

Para Chamorro, la medida adoptada por el ministro de Educación, Miguel De Castilla, vendrá a exigir calidad en la enseñanza, pero aumentará el nivel de deserción en las aulas.

No basta la gratuidad

“El ministro de Educación debe implementar políticas integrales educativas, no basta con darle un vaso de leche o merienda al niño en la escuela, o declarar la gratuidad, hay que dotar las escuelas con bibliotecas, material didácticos, estimularlos para que ellos puedan aprender” aportó Molina.

Medida demagógica

En tanto, el profesor José Siero catalogó esta medida como demagógica, pues afirmó que la orientación del titular del Mined es aguantar al chavalo en la escuela, hacerle los exámenes cuantas veces lo amerite, sólo por mantenerlo en el sistema escolar.

“Debemos exigir a los maestros, pero si les damos todas la condiciones necesarias. La medida de suprimir la promoción automática es buena, pero sin demagogia. El exigir calidad al alumno, también implica asignar un mayor presupuesto a Educación, superior al 7% del producto Interno Bruto, para mejorar las condiciones del sistema escolar”, concluyó Siero.